ROMEO Y JULIETA

Un drama que puso en jaque a tres compositores universales.

Tres compositores de la música universal se disputan el honor de llenar con sus notas la gran tragedia que escribió Shakespeare casi cuatrocientos años atrás. Mientras Charles Gounod y Peter Ilyich Tchaikovsky vivían en un mundo paralelo con entornos diferentes desde Rusia o Paris, Serge Prokófiev, años más tarde, y más revolucionario en las técnicas musicales  que sus antecesores románticos, sucumbía al encanto del drama pasional, donde la pareja de amantes italianos surgidos de la mente de un dramaturgo inglés, revivía una historia conmovedora.

gounod

Charles Gounod

Charles Gounod (1818-1893), músico francés, influenciado por las tendencias musicales de Alemania, Italia y sus propios compatriotas, como Debussy y Berlioz, creador de multitud de obras del género operístico,  compuso su mejor pieza musical  Romeo y Julieta en cinco actos y la presentó en el Teatro Lírico de Paris el 27 de Abril de 1867 y, al mismo tiempo, preparó un ballet basado en la misma obra, que se estrenó en el Coven Garden de Londres, el 11 de Julio de ese mismo año, reponiéndose con gran éxito de crítica y público, esta vez adaptada al ballet, el 20 de Enero de 1873 en el Auditorio francés de la Ópera Cómica.

 

 

Tchaikovsky (1840-1893) fue durante su infancia un prodigio de creación y sensibilidad. Su mente galopaba por delante de su inventiva, tan precoz como deslumbrante. Ya entonces se lamentaba de que la música resonara en él hasta obsesionarle.

Tchaikovsky

Peter Ilyich Tchaikovsky

Entre 1869 y 1870, casi a la edad de treinta años, coloca la primera piedra de su celebridad mundial y compone la obertura-fantasía Romeo y Julieta que, a pesar de no considerar al escritor inglés entre sus más reconocidos y bien amados literatos, se deja envolver por el hechizo de los enamorados que luchan por un ideal y se la dedica a su amigo el compositor Balakirev, de la cual el segundo de sus temas “Dolce, una Sensibile” será considerado como una de las más bellas melodías de la música rusa.

 

Prokofiev

Serge Prokofiev

Serge Prokófiev nace en Moscú el 23 de abril de1891. Se le podría denominar antirromántico. Sus obras sorprenden por sus sonoridades metálicas, su fuerte pulsación rítmica y su tono irónico. Su armonía es nueva, aunque estaba basada en acordes perfectamente enlazados, de una forma no habitual, de una manera similar a los establecidos por Bela Bartók en esos mismos años. Sus composiciones se valoraron como futuristas. Establece su residencia entre la URSS y Paris, pero no fue hasta 1935 cuando compuso para ballet la obra que, como él mismo afirmó, llegaría a durar una velada entera.

Romeo y Julieta se compone de 3 Suites. En ellas detalla musicalmente el desarrollo de la obra y remarca el duelo entre Capuletos y Montescos, descubre al oyente un cuadro sobre la niñez de Julieta, la muerte de Tybaldo, los enamorados  antes de la partida y finalmente Romeo junto a la tumba de su amada. Es un poema sinfónico que rebosa lirismo y grandiosidad. Según sus propias palabras: “La evolución gradual de la caída de Julieta tenía para mí todo el premio de un problema musical y dramático de poderoso interés”.

 

Prokofiev copia

Escena del ballet “Romeo y Julieta” de Serge Prokófiev

Fueron muy diferentes los motivos que indujeron a los tres compositores a fijarse en la obra dramática de William Shakespeare, pero conjugaron una misma idea: Sensibilizar el corazón humano. Incluso, el más contemporáneo de los tres y nada identificado con las tendencias románticas de la época, Prokófiev la envuelve de sentimiento y belleza, convirtiendo la tragedia en la más maravillosa historia de amor.

María de Fraile. Mayo 2020.-

Un Himno de Alabanza “Lobgesang”

Mendelssohn 4

Félix Mendelssohn, a los 12 años da un concierto en casa de Goethe. Grabado de Woldemar Friedrich

Félix Mendelssohn Bartholdy nace en Hamburgo el 3 de Febrero de 1809 y muere en Leipzig el 4 de Noviembre de 1847. Corta vida para una mente tan brillante.

Sinfonía nº 2 en Si Bemol Mayor, op. 52 LOBGESANG

 

“Que todo lo que respire, alabe al Señor” (Alles was Odem hat, lobe den Herrn)

  mendelssohn-1-copia-1                                                                                    

Su recuerdo pervivirá en la mente y los corazones que, alguna vez al menos, se acercaron al altar para confirmar el Sí Quiero con los compases de la Marcha Nupcial de su gran obra “El Sueño de una Noche de Verano”. Muchos ignorarán quién la compuso pero todo el mundo la reconocerá y se emocionará al escucharla.

Félix Mendelssohn 6

Auditorio Gewandhaus de Leipzig (1910)

 

Este hombre sensible, culto y refinado, de porte elegante y dotado de una capacidad prodigiosa para crear obras musicales importantes en su época, como para sorprender a otros tantos compositores prestigiosos, creó un estilo propio indiscutible y, a pesar de su corta trayectoria  vital, cautivó a los más eruditos por la calidad sonora de sus obras y su personal agudeza musical.

Ya en 1842 Mendelssohn crea composiciones musicales pero sin acompañamiento de la palabra. Las llamará canciones o romanzas sin Palabras  Lieder ohne Worte” para piano Solo pero con un título revelador.

Sin embargo, en este tiempo compone tres obras magistrales, dos de ellas de argumento y textos bíblicos: los Oratorios Paulus (1836) y Elías (1846). La tercera llegará a ser algo inusual. En la Sinfonía nº 2 se funden ritmos de Cantata formando un curioso híbrido. A partir del estreno de estas tres grandes obras, se produce un raro fenómeno que pone de manifiesto un éxito clamoroso en toda Europa y sobre todo en Gran Bretaña, donde llegan a compararlo con George Friedrich Haendel.

En el  desarrollo de la sinfonía, Mendelssohn quiere destacar que todos los instrumentos son los encargados de cantar las alabanzas a Dios. Después dejarán paso a las voces del coro y los tres solistas.

Mendelssohn 1

Escuela e Iglesia de Santo Tomás en Leipzig. (en el centro, el monumento a J.S. Bach). Dibujo a lápiz del compositor (1843)

 

Una obra justificadamente festiva da pie a la conmemoración del cuadringentésimo aniversario de la invención de la Imprenta por Gutenberg (1440). Y en la mañana del 25 de Junio de 1840,  la entonces pequeña ciudad de Leipzig se viste de gala para homenajear la Cantata Gutenberg o canto de fiesta para coro masculino, metal y timbales, que acompañó en la inauguración de un monumento a la gloria del célebre impresor. Ya al atardecer, en la Iglesia de Santo Tomás, lugar ilustre del gran J.S. Bach, resonó la Sinfonía nº 2 “Lobgesang” o “De Alabanza”. Fue considerada todo un éxito, al que Robert Schumann reconoció: “Ninguna de las Alabanzas de esta composición serán tan maravillosas como las que hoy se han escuchado aquí! Todo lo que enaltece al hombre y lo ennoblece está representado en ella”.

Los cuatro primeros movimientos se ajustan a la métrica de una sinfonía. A partir del quinto, la orquesta pasa a cumplir la función obligada de acompañamiento tanto al coro como a los solistas, dos sopranos y un tenor. Pasa por tanto a transformarse la sinfonía en una gran Cantata. Los textos extraídos de la Biblia, recogen en muchos momentos pasajes poderosos y admirables, así como el suave dúo entre las sopranos y el largo Solo del coro. Llega a ser memorable cuando los tres trombones entonan el fraseo que abre el coro “ Alles, was Odem hat, lobe den Herrn” (Que todo lo que respire, alabe al Señor). Esta frase será el hilo conductor que inicie la obra y la lleve a su final.

Esta obra muestra en la trayectoria artística del compositor alemán un conflicto íntimo entre el mundo religioso y el secular. Resulta muy significativo que el compositor concibiera la obra para conmemorar la gran efeméride de la invención de la imprenta. Un hecho tan solemne como prosaico, nada espiritual y muy acorde a la realidad humana, en un mundo material protagonista de los descubrimientos científicos y que se iba alejando lentamente de la espiritualidad del mundo religioso.

¿Pero cómo no hacer patente en el siglo XIX al mundo de las ideas, que la Ley Divina está por encima de ellas?

El contó con nuestras lágrimas en los tiempos de necesidad” (“Er zählet unsre Tränen in der Zeit der Not”) Quinto movimiento. Allegro moderato.

 

María de Fraile. Abril 2020.-

Félix Mendelssohn

Monumento Stein

La Batalla Silenciosa

Seca de ideas y palabras, despreciaba el momento al no percibir ni una brizna de aliento inspirador. En mi esfuerzo, jugaba con la mente como si tratara de adivinar acertijos o descomponer en pequeñas piezas el tablero de un puzzle que finalmente se desvanecía en mi visión, para luego llenar de ruidos y apatía mi cabeza.

IMG_0371 2

En estos días de reclusión, poco o nada puede contribuir la voluntad a los buenos propósitos que hagan reaccionar la conciencia. Corren tiempos convulsos pero también los hubo antaño, cuando casi nadie podía asegurarse un futuro prometedor. Y aquellos momentos fatídicos pasaron y se evaporó la zozobra, curó las heridas y enderezó los pasos para seguir adelante. Siempre hubo zancadillas en el transcurrir de una existencia, fueran décadas oscuras o de bonanza. Y a pesar de todo, de las tinieblas surgiría una bruma luminosa que transformaría las ideas haciéndolas más firmes, menos pesadas para continuar por el camino de la vida.

IMG_2299

Podría ser descrita como la batalla siniestra y silenciosa que asoló la segunda década del siglo XXI. En ella se ha puesto en evidencia el poder del hombre en el desarrollo de nuevos métodos secretos de aniquilación masiva incluso más efectivos que las bombas atómicas, elementos letales que fulminan sordamente cuerpos y mentes, destruyen sin remisión ni otorgan oportunidad para responder a su ataque. Armas que podrían haber sido concebidas en laboratorio y que tal vez, hayan escapado a su control. La batalla está servida en bandeja de plata, solo que no hay enemigo hostil a que enfrentarse. El oponente está desguarnecido, debilitado y con la firme convicción de creerse libre de adversarios.Ha sido un ataque por sorpresa. No se trata de una guerra sin cuartel, es una batalla a sangre fría contra la humanidad. El ser humano nunca pudo ser tan ingenuo y confiado frente a los gobiernos que lo manipulan. 

IMG_0581 2Ahora la realidad es otra, diferente de cuantas hemos vivido y se mezcla con la incógnita de lo que está por venir. Y si en el pasado existió la duda razonable de un futuro esperanzador, la propia experiencia nos conmina a desconfiar de los acontecimientos que en breve plazo golpearán con brazo firme nuestra puerta: la llamada del destino.

El tiempo transcurre y sigo buscando una explicación lógica a esta locura que nos ha tocado vivir. 

Ya no será un: Por Qué, sino un: Hasta cuándo…

María de Fraile. Abril 2020.-

Una huida sin retorno

La escapada hacia un infinito incierto podría suponer, en la mayoría de los casos, no desear afrontar una responsabilidad sin haber meditado sobre sus consecuencias. El dilema de aceptar o no la razón ante algo indeseable y pernicioso, puede alterar la lógica que lo sustenta.

La mente humana reacciona hábilmente cuando se cruzan sentimientos contrarios frente a una duda metódica, o llega a generar otros que la aprisionan como el odio y el rencor. 

IMG_2067

Una huída indeseada puede generar desasosiego si es provocada por un fracaso o una desilusión. La mente está en un limbo no deseado y la voluntad no responde a la presión de sus impulsos.

A partir de ahí, el ser humano se siente obligado a claudicar. La esperanza no fluye de la nada, si no es fruto de una reflexión. A pesar de la falta de una realidad vital, le mente puede ordenar ese caos provocado por el miedo inducido hacia una consecuencia fatal y recuperar el estado de paz que perdió antes de conocer los problemas que le llevaron a perder el control.

IMG_4224 2

La mente puede frenar los deseos de huida con racionalidad y cordura. La escapada llevará ineludiblemente a la cobardía y empobrecerá el espíritu del hombre. Al final, ese escape dibuja una avanzadilla a la desesperación, despojarse de compromisos, evadir responsabilidades y soñar con ilusas esperanzas, anhelando el refugio en un viaje de ida sin una vuelta atrás. Porque el camino andado se perdió hasta desaparecer en la lejanía.

La ilusión de encontrar un mundo nuevo, mejor, diferente del conocido donde poder descansar con sosiego, puede ensombrecer una quimera ineludible, indescifrable que haga destruir algo tan valioso como la esperanza. Porque ¿Qué motor mueve al mundo a continuar hasta el final si no es la esperanza?.

La Eutanasia significa provocar un final sin la certeza de que logre apaciguar la angustia de un futuro ennegrecido por la ignorancia y la cerrazón. La inquietud que desencadena el temor al dolor físico e incluso psíquico, condiciona la voluntad y hace que se pierda el equilibrio que da la seguridad puesta al servicio de la búsqueda de un mayor bienestar.

IMG_4122 2

El hombre no está preparado para sufrir indefinidamente y, no por ello, ha de renunciar a evitarlo en la medida en la que pueda ser capaz. Pero escapar de esa opresión está en su condición humana, a pesar de los principios morales y éticos que le acompañarán a lo largo de su vida.

La Eutanasia no es una ley moral, porque destruye el espíritu de lucha, envilece el alma y la despoja de cualquier sentimiento de deseo hacia una redención digna. La certeza de la existencia  de algo más puro después de la muerte, mueve las mentes de los que confían y esperan otra vida, que ha de ser diferente e incluso mejor que la que ahora tienen, llena de sensaciones positivas pero también cargada de sufrimientos y dolor.

 

 

María de Fraile.- Febrero 2020.-

Proyectos y Metas

 

Todas las acciones y proyectos tienen un final y llegado su término, la mayoría de las veces pueden superar nuestras expectativas.  No siempre somos conscientes de la importancia que esos actos ejercen sobre nuestras vidas. Incluso pueden ir demasiado lejos y escaparse de nuestro control. 

La creación de una historia que dará paso al compromiso formal de una novela, no podría valorarse sin el empuje que dan las ideas y la concepción del mismo relato. Sin embargo hace falta un apoyo, el que da la serenidad que llevará a su conclusión evitando un caos y al final una ruptura.

C-uoAFsXUAEMxZ--e1524484501303

Tal vez haya un esbozo de crisis en algunos de los retos  a lo largo de nuestra existencia y, después de mantener una relación casi íntima con ellos, llegaremos a sentirnos más cercanos y descubriremos que somos más conocedores del interior de nosotros mismos. Del mismo modo, este sentimiento nos puede hacer más vulnerables hacia los demás, que pueden estar o no de acuerdo con el compromiso que asumimos al llevarlos a cabo.

Una continuidad en las cosas, intenciones, metas, propósitos, pueden convertirse en hábitos y ello provocaría dolorosas consecuencias, ya que no terminarían de realizarse o nos perseguirían hasta el infinito.

Debemos cuestionarnos el por qué de nuestras inquietudes, si son positivas o nos proporcionarían buenos resultados. Todo proyecto debe conducir a un final, pero nunca se prolongará indefinidamente, ha de concluir con la misma ilusión con que comenzó. 

 

P1000086

 

Una historia, el relato de una novela, carecen de sentido si no van precedidas de un inicio y determinadas a un final, como nuestra vida, que sigue el ciclo del gran enigma de los seres vivos: la naturaleza equilibra lo que va a dejar de existir para abrir paso a un nuevo ser que lo sustituya y así reanudar un nuevo ciclo en el mismo orden y con sus mismas pautas.

María de Fraile. Febrero 2020.-

Godafoss, La Gran Catarata de los Dioses

 

 

 

IMG_2320

 

NORTE DE ISLANDIA: AKUREYRI

Finaliza este periplo cuando nos dirigimos hacia el norte para detenernos en el último punto cardinal.

La segunda ciudad más importante de la Gran Isla, Akureyri, está envuelta en un micro clima privilegiado que la hace por ello más atractiva y seductora. La protege casi todo el año siendo merecedora de temperaturas más bonancibles. Por ello, los islandeses se la disputan por sus encantos al elegirla entre otros lugares. 

La traducción de su nombre, viene a significar “ Un Prado en el Banco de Arena” pues su ubicación, construida sobre una ensenada arenosa en dicha bahía, situada en el fondo de saco del fiordo Eyjafjördur, le proporciona seguridad ante los vientos dominantes, una flora esplendorosa cuando emerge el equinoccio de primavera y un magnífico enclave a pesar de estar no más de 100 Km. del círculo polar ártico.

 

IMG_2180

Akureyri, norte de Islandia

 

 

LA GRAN CATARATA DE LOS DIOSES.

P1010456

Godafoss

 

Situada en la localidad próxima a Fosshóll y que proporciona caudal suficiente al cauce del río Skjálfaudafjót, tiene su origen a los pies del cráter Trolladyngia en la vertiente noroccidental de la región de Vatnajökkull (tierras altas). Allí una corriente de agua impetuosa se dirige al norte hasta la ciudad de Bárdardalur, donde no encuentra  obstáculos a su paso, produciendo otros saltos de agua, para alcanzar finalmente Godafoss, llamada así por haber sido arrojados a ella los ídolos de barro de los dioses vikingos.

P1010479

 

La más grandiosa, espectacular y singular catarata por su ubicación, próxima a la ciudad de Akureyri, el caudal de agua recogida y su emplazamiento en medio de una campiña exuberante de vegetación y muy cerca del gigantesco salto de agua.

 

María de Fraile. Diciembre de 2019.-

 

Plenilunio

 

Noche de luna Nueva, oculta, tapada por el manto de la oscuridad. Misteriosa me mira detrás de su velo. En silencio pretende dominar los secretos del alma. No en vano, la busco entre las ramas de los árboles

 La luna llena no se hace esperar. La que brilla, la que alumbra mis pensamientos y los colma de dudas, de sorpresas inesperadas, de sueños que se desvanecen, de malentendidos, de sufrimiento y de tristeza. Esa luna maliciosa que me visita cada mes, a estas alturas de mi vida, me anuncia sinsabores cuando debería regalarme miel y azucarillos que endulzaran la existencia corta que alberga un corazón ya cansado de lágrimas y desencantos.

IMG_3048

 

Las ilusiones se consumieron con el paso de los años, cuando más parecía que, por fin, se recrearan entre mis canas y las tibias arrugas que afloraron ya en un rostro que se resiste a envejecer.

¡Oh! Cálida y dulce noche de octubre, de luna casi llena, rabiosa de luz y fulgurante presencia. Ahora ninguna rama indiscreta la cubre, ni siquiera ensombrece su perfil. El cielo está raso de nubes y ella va mostrando poco a poco los rasgos de su cara redonda. Se enseñorea de su luz artificiosa y me mira con desdén, porque en su expresión se dibuja un gesto de rebeldía.

IMG_5040

 

Mi ventana permanece cerrada al relente de la noche, que ya va siendo fresco, pero ella, a través del cristal, intenta penetrar en mi alma ahora dolorida, como un ladrón furtivo y golpea el cristal con su luz. Entonces surge un duelo entre su curiosidad en el afán de conocer mis secretos y el silencio oscuro y hermético que me embarga por la insatisfacción y el hastío.

IMG_3851

 

El tiempo transcurre y la música dejó de sonar. Fuera, en el jardín, la luz blanquecina y opaca de una luna incipiente marca el punto de partida de una huída sin retorno. La que pudo haber sido y no se realizó, fue testigo único una luna curiosa, fría, muda y desleal.

La cara amable, rebosante de bondad de la luna de agosto, más vieja pero más sabia, ha dado paso a otra más turbulenta, amante de conflictos sin resolver y precursora de malos augurios.

IMG_5041

 

¡Huye luna! hacia otros destinos y despójate de esos andrajos de predestinación y desastre. Vístete, ¡Oh luna! Con tus mejores galas y vuelve a mí ataviada de oropeles de plata, que celebraremos juntas tu puesta de largo como luna llena esplendorosa. Así ahuyentarás los fantasmas negros de la incomprensión que tanto atenazan mi espíritu. Muéstrate tal como eres, fulgurante en tu palidez, serena y madura como una señora dama, anciana pero muy seductora y bella.

 

María de Fraile.- 29 de Octubre de 2019

Avistamientos de Ballenas

IMG_4565

 

Este no es un relato como tal. Es algo inusual porque se trata de mostrar algo que no necesita del apoyo de la palabra. Es un acontecimiento que la naturaleza nos brinda, al menos una vez en la vida.

Seres submarinos, tan vivos e inteligentes incluso casi como el ser humano, quieren mostrarse tal como son ante un grupo de espectadores, tan ateridos por el viento gélido del ártico, como por su pretendida y siempre oportuna aparición entre las aguas del Atlántico Norte. 

IMG_4575

Nos advierten de su inminente presencia propagando chorros de vapor, que expelen desde sus orificios nasales y que más parecen géiseres emergiendo de las profundidades de la tierra. Se diría que están preparados para recibir nuestra visita. Atentos al ruido de los motores de una pequeña nave, que los persigue y rodea hasta conseguir mejores instantáneas de sus cabriolas.

IMG_4506

 

Es un escenario grandioso, natural, nada ficticio, sin carpa ni carruajes de animales exóticos, con  agua bajo los pies, en vez de tierra firme y banda de música saludando al auditorio, donde la espuma de las olas envuelve con su misterio y nos cimbrea para recrearnos en un mundo diferente, sumergido y oscuro, profundo y silencioso. Allí donde se esconden las sirenas y los monstruos del océano.

 

IMG_4503

 

María de Fraile.- Noviembre de 2019.-

Álfaborg. La Ciudad de los Elfos

IMG_1145

Uno de los canales de la ciudad de Älesund (Noruega)

 

 

ISLANDIA ORIENTAL: SEYDISFJÖRDUR  

Partimos de la ciudad de Älesund, al norte de la costa noruega hacia las tierras lejanas de la isla más septentrional de Europa. Aislada, misteriosa, ya en los límites del ártico, la rodea el oscuro mar del Norte donde se unen las corrientes cálidas procedentes de la costa oriental del Golfo de México, con las frías del oeste de Groenlandia. Después de dos días de navegación, arribamos al puerto de Seydisfjördur.

Es una región muy poco poblada, a pesar de considerarla principal entrada a todas las embarcaciones procedentes del continente y muy especialmente de Dinamarca, que fue el país que la gobernó y dominó durante décadas.

las costas escarpadas y sus largos y profundos fiordos la hacen merecedora de una mención muy especial, y desde la pequeña ciudad de Egilsstadir se pueden organizar numerosos circuitos a lo ancho y largo de la gran Isla.

IMG_4450

Puerto de Seydisfjördur (Este de Islandia)

Día oscuro con niebla espesa y caminos tortuosos hacia la cima de las montañas. En lo más alto, obras de acondicionamiento para superar la gran barrera de los acantilados del camino hacia Bakkafjördur, el pueblo de pescadores con una población real de tan sólo cien habitantes, en la región de Austurland, en la zona oriental de Islandia.

IMG_4451

El oscuro y frío páramo al relente de la mañana, nos impide siquiera vislumbrar un paisaje agreste casi sin vegetación. La ascensión se hace dura y, en silencio, el caminante se ha de guiar de las pisadas del que va de avanzadilla, procurando no desviarse del sendero. Al llegar a la cima, la niebla aún no se ha disipado, pero el océano nos aguarda al otro lado de la vertiente, donde solo se escucha el graznar de patos salvajes y el arrullo de frailecillos cuando regresan a sus nidos.

Tras una parada sobre un saliente rocoso, se pudo contemplar un paraje grandioso y desolador a la vez. Una cortina de nubes oscuras envuelve el estuario de Borgarfjördur que conduce más tarde hacia un valle de tundra gris. Hace frío y el invierno se resiste a abandonar las tierras inhóspitas de estos páramos. No muy lejos de allí, junto a un promontorio de piedra asfáltica, se levanta Álfaborg, la llamada ciudad de los Elfos. Lugares misteriosos, de creencias ancestrales y dioses milenarios. El cielo es gris como la tierra negra que circunda las aguas, que también poseen tintes grisáceos y acerados.

 

IMG_4440

Patos salvajes en Hafnarhólmi.

 

En Hafnarhólmi una nutrida población de patos salvajes y frailecillos nos esperan acurrucados entre las rocas. El mar está en calma y la espesa niebla aún no levanta hasta llegar a Egilsstadir. Allí la tarde recupera el brillo que perdió durante la mañana. El sol ilumina débilmente la ensenada y los colores vuelven a brillar en un día de mediados de junio. 

IMG_4431

Pequeño puerto de Borgarfjödur (Este de Islandia)

María de Fraile. Noviembre 2019.-

Hacia el Círculo Dorado

 

Es en el suroeste de la gran isla donde se halla la capital del estado islandés, Reykjavik. 

He aquí el más grande hallazgo sobre el origen y desarrollo de una isla al albur de los tiempos, tan antigua como el planeta tierra y sin embargo casi recién nacida. La esencia y el significado de su existencia está en sus entrañas, a la espera de una nueva transformación aún sin descubrir los secretos más guardados de su propia naturaleza.

Visitar Islandia es desear explorar la otra cara de la vida en lo más recóndito de una tierra aparentemente salvaje y averiguar qué se esconde debajo de esa fealdad de dunas estériles, oscuros e interminables inviernos y mucha soledad.

IMG_4686

parque Nacional de Thingvellir

El día comienza hermoso pero gélido y el viento lo hace aún más insoportable. Ante la llegada inminente del solsticio de verano, el sol sólo llega a templar cuando roza nuestra ropa de abrigo. Una gran humareda blanca se difumina sobre el cielo casi gris de la tarde mientras bajo los pies se adivina la fuerza y el poder de la naturaleza convertida en chorros de calor y piedra incandescente.

En el ancho espacio del horizonte se intuye la soledad de los páramos sin árboles que los protejan. La mirada se pierde entre colinas desnudas y escarpadas laderas de montañas basálticas.

P1010585

Fumarolas en Geysir

Atrás quedó un mar plateado por las nubes que lo cubrían. Y en la gran isla donde largas lenguas de hielo se deslizan para formar tumultuosos saltos de agua, renacen en ella cada primavera ríos y lagos que fertilizarán otras tierras. Más adentro, surgen las fumatas y crean composiciones caprichosas a intervalos imprecisos, sin sincronía, con intenso olor a azufre, como si la propia tierra se dispusiera a vomitar lava y fuego.

P1010593

Cataratas en Gullfoss

El misterioso Círculo Dorado está  cerca, donde se reúnen las majestuosas cataratas de Gullfoss y los chorros de agua hirviente de Geysir.

IMG_2293

La nueva estación, en su afán de mantener el poder, lucha con denuedo contra el frío, y cuando en esas latitudes aún permanece el hielo, llega la luz y lo inunda todo con su fuerza. Entonces la noche no se acorta: desaparece. No existe la oscuridad y el atardecer se confunde con la madrugada. El día dura casi una eternidad. La vida vuelve a brotar en los páramos y en el alma de los pájaros y en las aguas que vienen de los deshielos del glaciar. Ovejas y caballos jóvenes de crines abundantes pastan en mitad de los campos y colorean el entorno solitario y frío de la tundra. Permanecen agazapados entre las retamas silvestres, al abrigo de sus crías.

La tarde va cayendo en el tiempo pero la luz permanece. La intensidad se reduce y evoca penumbras en la estructura del paisaje. Las paredes del volcán Stóra Eldborg ahora tranquilo en un reposo ficticio, se llenan de sombras cuando el sol reclina su mirada en el místico paraje. Existe vida, mucha vida en este lugar del mundo, que se confunde con el espectro de un planeta deshabitado, frío y hostil.

P1010602

Lupinos al borde de los caminos

En las laderas de los caminos crecen en Junio lupinos silvestres, azules, espigados, sencillos modestos, que se cimbrean con los golpes de viento del norte, luchando por mantenerse erectos.

IMG_4672

Asamblea Legislativa Nacional Islandesa

 

IMG_2407

Río Öxará

Al  llegar al parque Nacional de  Thingvellir, la huella de las devastadoras erupciones en las fallas geológicas que dividen en dos el planeta, conducen a la encrucijada del río Öxará, entre rocas y piedras de basalto.

De lejos, de camino hacia el gran prodigio de la naturaleza, se observa casi a vista de pájaro, la antigua casona sede de la Asamblea Legislativa Nacional islandesa, que estableció su andadura hacia el año 930 de nuestra era cristiana.

La gran fisura de Almannagjá, profunda grieta tectónica que va separando de modo feaciente y sin pausa año tras año las dos grandes placas tectónicas norteamericana y eurasiática en forma de profundos acantilados, discurre acorde con las leyes naturales generadas por la deriva continental. Es en ese lugar donde se propicia la frontera entre los dos continentes, que van separándose el uno del otro irremisiblemente.

 

IMG_4678 2

Gran Fisura de Almannagjá

Los farallones rocosos discurren en paralelo y se yerguen por encima del sendero. El sol está ya muy bajo y ensombrece aún más su silueta. A lo lejos queda la soledad, la quietud y el calor del fuego profundo de un corazón que no se apaga.

IMG_4665

Pingvallavatn. El lago más grande de Islandia

Nuestro planeta aún permanece vivo a pesar del irremediable empeño en su destrucción. 

María de Fraile. Septiembre de 2019.-