La Sonrisa de un Niño

la candidez de la infancia no consigue abrirse camino en el microcosmos de estos tiempos complicados y algo absurdos. El niño ha llegado a convertirse en objeto de deseo para una gran parte de parejas jóvenes o que están empezando a dejar de serlo, por las mismas razones que en otro tiempo sucedía. La falta de recursos económicos, inseguridad laboral o simplemente una ausencia de acicate por abandonar el hogar de los padres tan lleno de comodidades y apoyos.

IMG_0317Ahora que ya no son tan jóvenes, se regocijan por ello aún a pesar de las dudosas consecuencias que les podría acarrear. tal vez no sean del todo conscientes de cuánto afectará a sus vidas y a las de sus hijos ese excesivo amor y cuidado con el que les premian a diario.

¿Por qué esa pasión desmedida y abrumadora? ¿Ha sido ocasionada tal vez por una carencia en ellos la que ha propiciado el desarrollo de ese amor? Sus antecesores, ahora abuelos amantísimos, sacrificados, fieles y sempiternos sufridores, no sólo les aportaron atenciones desde la cuna, lo siguen haciendo con los hijos de sus hijos. Entonces, ¿Qué sucede en la sociedad actual, si no es por carencia, tal vez el instinto de conservación surgió en ellos con más virulencia y lo que tratan de conseguir es mejorar la marca de calidad de sus progenitores?

IMG_0495De cualquier modo, hoy ese efecto se manifiesta con rotundidad y no es un caso aislado. Por doquier se observa un comportamiento testimonial de padres solícitos, casi sumisos frente a la voluntad de los niños, incluso de los que aún no han comenzado sus primeros pasos. La reacción ante la exigencia del capricho pasajero o la voluntad de imposición, llega a ser un mandato. El padre o la madre sucumben al llanto que, en el peor de los casos se convierte en un trueque o intercambio.

La conducta del niño entonces se vuelve intemperante, agresiva e incluso dañina hasta que no consigue sus propósitos. su gesto cambia y la mirada se hace adusta, frunce el ceño en señal de preponderancia frente al mundo que le rodea.

Pero comencemos nuestro pequeño relato.
asian-violin-girl-200x300En un Conservatorio donde se imparten clases de canto y lenguaje musical, entran y salen niños de todas las edades con libros e instrumentos. Nadie les obliga a practicar esa disciplina. Los más pequeños disfrutan de ello como si de un juego se tratase, a pesar de hacerlo fuera de sus clases obligatorias.

No todos acuden felices a su cita. Julia llega cada martes después de salir del colegio, con un pequeño violín. Se sienta silenciosa y espera a que su compañero anterior salga, para comenzar el afinado.

Nunca sonríe. Los ojos vivos se muestran a través de  las gafitas, atentos a todo cuanto sucede, sin perder detalle. La carita es menuda y se esconde  levemente bajo unos mechones de pelo largo que se escaparon rebeldes de la coleta.

La clase aún no ha comenzado y la madre la deja al cuidado del profesor. Julia no se mueve. Surgen frases amables y cariñosas hacia la niña, pero ella no muestra ningún interés.

— Julia, Estás muy seria hoy.

Siempre la misma pregunta. Sin reacción.

—¿Qué tal te ha ido hoy en la escuela?

Su cabecita se hunde de nuevo sobre su pecho. No hay respuesta.

—Vamos Julia, pareces enfadada. Alegra esa carita y dedícame una de tus sonrisas. Vamos a empezar la clase.

De repente, levanta la mirada y con un hilo de voz murmura con firmeza:

—¡No me apetece sonreír!

Fue un final apoteósico. El gesto de Julia se frunció como papel de celofán. 

¿Qué extraño sortilegio había dominado la mente de Julia que se había negado a sonreír?¿Había olvidado cómo se sonreía o se sentía incapaz de hacerlo porque su vida estaba llena de insatisfacciones?

La actitud innata de un niño ante cualquier mirada, provoca siempre reacciones diversas y son tan naturales como espontáneas, dulces, alegres y divertidas. Pero Julia no quiso responder a la mirada tierna de quienes la halagaban y trataban de compartir momentos agradables. Tal vez sus expectativas estaban puestas hacia una rebeldía manifiesta, una protesta o quizás el inconformismo que produce un capricho insatisfecho, el sometimiento del deseo o simplemente la imposición de una voluntad  indisciplinada y no corregida a tiempo por sus mayores.

La sonrisa de un niño es tan valiosa como alcanzar la luna con las manos, tan intensa que incluso puede cambiar el curso del mundo. Su espontaneidad, frescura y limpieza son innatas. ¿Por qué entonces arrebatársela por un exceso de celo? 

No nos afanemos en borrar con halagos y caprichos la inocencia reflejada en ellos porque, y eso es lo más importante, nuestro futuro está en sus manos.

 

 María de Fraile. Mayo 2018.-

Anuncios

El Sueño de una Noche de Verano

La obra shakespeariana fue escrita hacia el año 1595, aunque su primera edición apareció en 1600. No se pretende aquí hablar de ella como tal, sino en un contexto más amplio, porque el compositor Félix Mendelssohn Bartholdy homenajeó al genial dramaturgo dedicándole una de sus mejores composiciones musicales y que 231 años después la tituló de igual manera. Así pues hablaremos del maravilloso “Sueño de una Noche de Verano”

Oberon, Titania and Puck with Fairies Dancing circa 1786 by William Blake 1757-1827Ambas obras no podrían pervivir por separado. Y aunque el drama del genial inglés fuera representado en algunas partes de la obra acompañada de elementos musicales, estaría siempre ligada a la composición del autor alemán. 

Pero volvamos a la obra teatral. Se trata de un drama compuesto por cinco actos. Añade a éstos y en algunas escenas acompañamiento musical, como en la escena segunda del Acto cuarto; las hadas cantan o en la escena primera del tercer Acto donde lo hace uno de los payasos. Shakespeare mezcla de una manera muy hábil tres grupos de personajes muy diferentes: la selecta sociedad ateniense, un nutrido grupo de artesanos y al rey Oberón y su esposa Titania. Personajes mitológicos como las hadas o los duendes, elfos y diablillos se entremezclan con los humanos. Y en medio del escenario, surge todo un mundo de seres mitad hombres mitad dioses representados por el Duque Teseo y su esposa Hipólita, reina de las amazonas, así como un gentilhombre llamado Egeo y su hija Hermia, quien desea casarse con Demetrio, aunque ésta y Leandro se profesan amor mutuamente. Si Hermia no cede a la voluntad de su padre, será recluida en un convento o amenazada de muerte. Elena, que pertenece a este grupo, fue amada en otro tiempo por Dematrio y fue desdeñada a causa de Hermia. Con la esperanza de recuperarlo, Elena desvela a Demetrio  que Lisandro y Hermia desean casarse en secreto y decide unirse a él a la busca de la pareja en fuga.

IMG_0513Un nuevo grupo de personajes, los artesanos se incorporan a la escena y a modo de parodia, representan a la sociedad aristocrática como en un esbozo. Su deseo es montar una pieza teatral en honor de la pareja soberana: la más cruel y lamentable comedia sobre la muerte de Pyramo y Tishbé. 

Esta trama, burla involuntaria de la gran tragedia, muestra cómo aparecen ante los ojos sorprendidos del pueblo, el interior del mundo misterioso de los dioses y sus sentimientos.

Y es a partir del Acto segundo cuando el espectador se encuentra con el tercer grupo de personajes: Oberón y Titania en sus aposentos. El encanto de esta comedia trágica no reside solo en el hecho de que el espectador, una vez presentada la exposición, llegue a conocer más sobre la trama que los propios actores, más bien  pretende hacerse cómplice con el propio poeta, llegando a considerar la acción como una sombra teñida de indulgente ironía, pudiendo imaginar un feliz desenlace de toda la intriga. De esta manera, el espectador puede escapar sin obstáculos del sueño en la noche de San Juan, bajo el signo del amor y de la luna, como en una fiesta del poder de la imaginación, haciendo surgir de la nada a un todo de una gran fuerza, extraño y maravilloso en el que el tiempo y el espacio, lo sensual y lo sobrenatural se integran y donde la frontera entre el sueño y la realidad se confunden. Una obra cuya trama está tejida con virtuosismo, que estimula la imaginación del espectador y que, al mismo tiempo, desfilan por ella unas miniaturas épicas del paisaje inglés con su flora y fauna, escenas de caza y cuadros de la vida cotidiana de sus habitantes.

IMG_0839La abundancia de efectos teatrales, la unión de escenas líricas con otras de cierta comicidad, hacen casi olvidar el doble fondo de la obra, que reposa sobre una concepción del amor y del destino humano pesimista hasta llegar a límites de gran cinismo. El amor, pura locura de incontrolable restricción afecta tanto a los mortales como a los dioses. Hace de todo sermón de amor, una vana retórica, y de la razón una ilusión ridícula.

581798df8ffb5_161101mendelssohncMendelssohn sacraliza la obra de Shakespeare y casi la hace suya. Vertebra tiempo y espacio y lo deja en libertad para deleite de nuestros oídos y satisfacción de los sentidos. Después de la creación, sin un motivo aparente, de la obertura de la obra en 1826, es a petición del rey Federico Guillermo IV de Prusia, quien le insta a componer la obra completa sobre este tema, encargo que acepta y, entre el otoño de 1842 y el final del verano del año siguiente, compone doce movimientos y un final. 

La primera representación musical de El Sueño de una Noche de Verano de Shakespeare, tuvo lugar el 14 de octubre de 1843 en la ciudad de Postdam, Alemania ante la Corte y los invitados.

Entre las piezas orquestales, aunque no existe fragmento desdeñable, cabe destacar la inmortal y universalmente conocida Marcha Nupcial (Hochzeitsmarsch), las bellas nupcias entre Teseo e Hipólita ¿Quién no ha podido resistirse a sus encantos alguna vez en la vida, como protagonista o simple invitado?

 

 

IMG_1680 Final

Puck-Robin el duende.

Si nosotros, vanas sombras os hemos ofendido,

pensad solo esto, y todo está arreglado:

Que os habéis quedado aquí durmiendo

mientras han aparecido esas visiones.

Y esta débil y humilde ficción,

no tendrá sino la inconsistencia de un sueño,

amables espectadores, no nos reprendáis;

si nos concedéis vuestro perdón, nos enmendaremos.

Y a fe de honrado Puck,

que, si hemos tenido la fortuna

de escaparnos del silbido de la serpiente,

procuraremos corregirnos lo antes posible;

de lo contrario, llamad a Puck embustero.

Así, pues, buenas noches a todos.

Dadme vuestras manos, si es que somos amigos,

y Robin os restituirá con resarcimiento.

Final de El Sueño de una Noche de Verano. William Shakespeare.

María de Fraile. Mayo de 2018.-

El Triunfo de la Verdad Absoluta

En un momento de la historia donde la música formaba parte de la servidumbre religiosa, aunque había adquirido por si misma el carácter y el espíritu de un arte y la propia Iglesia Católica manipulaba la composición al servicio de sus fines eclesiales, surge un movimiento intelectual que intenta comandar las riendas del debate sobre la estética musical.

Lanfranco_Elie_nourri_par_le_corbeau

Elías alimentado por un cuervo. Giovanni Lafranco. 1625

 

Durante la primera mitad del siglo XIX los grandes acontecimientos sociales y políticos incursos en las costumbres e ideologización de la música sacra, conviven con las convulsiones teológicas y filosóficas e hicieron renacer un sentimiento confuso y extraño que trataba de defender a ultranza lo ya establecido, muy difícil de percibir en épocas anteriores. Gentes no ajenas a la música, fijaron su atención no tanto en el espíritu puro del oratorio y sin salirse de los cauces estrictos de las Sagradas Escrituras, sí utilizar métodos dirigidos hacia un concepto más teatral, sin renunciar por ello a los más puros sentimientos del alma. Todo esto provocó una lucha a través de un nuevo resurgir de la vida espiritual y la conciencia religiosa, contra cualquier signo de decadencia.

Elias_auf_dem_Feuerwagen

Elías en el carro de fuego. Relieve estación Ciudad del Vaticano

Por otra parte, las tendencias de la cultura se hacen libres, se despojan de los lazos de la tradición impuestos por la Iglesia y los artistas utilizan a voluntad sus ideas para elegir y diseñar obras de arte. Este género musical llega a calar hondo en las salas de conciertos.

En muchos ambientes de la burguesía, se hablaba y disentía acerca del valor de la estética musical, en la que se volvería a descubrir un nuevo sentimiento de libertad religiosa con el Oratorio.

IMG_0140

Félix Mendelssohn Bartholdy (1809-1847)

“Elías” fue compuesto por el músico alemán Félix Mendelssohn Bartholdy (1809-1847), por encargo del Festival de Música Coral de la ciudad de Birmingham. El temor a convertir las composiciones de carácter religioso en obras, donde el poder político de la Iglesia Católica prevaleciera, hizo que el compositor insistiera en mantener un sentido dramático, como si de una obra teatral se tratase, haciéndose partícipe de esta idea en las composiciones de J.S. Bach y Heinrich Schütz. Su oratorio “Paulus” le proporcionó un éxito considerable y ello fue motivo suficiente para alimentar sus ansias en la composición de uno nuevo, con la ilusión de provocar más si cabe el delirio de la crítica y superar en expectación a la de su primer oratorio.

Wniebowzięcie_Eliasza_(Carl_Poellath)

Ascensión del profeta Elías. Grabado por Carl Poellath. 1888

Los libretistas a quienes acudió el compositor, no satisficieron sus propósitos. Mientras uno de ellos permanecía muy ligado a la ideología bíblica, no llegaba a identificarse con el carácter dramático que Mendelssohn pretendía transmitir y, muy a su pesar, cedió ante el otro, un teólogo y clérigo luterano que conocía las escrituras y se acercaba más a lo que él deseaba. De nuevo Martín Lutero (ya lo hizo en los textos de la “Pasión según Mateo” de J.S. Bach), aportó la prosa de manos de Schubring que se basó esencialmente en los textos del Antiguo testamento.

El compositor parte del principio del saber como fuente de interpretación con carácter dominante, ya fuera figurativa o dramática de la acción musical y ve en ellos un simbolismo efectivo. Juega con los efectos de la escena vinculados a la ópera y modula con libertad y acierto las diversas formas musicales, para superar los demás géneros tradicionales. En su evocación operística, transforma la obra en un relato objetivo, aportando realismo y carácter dramático. Mendelssohn deseaba firmemente crear un drama musical. La obra habría de poseer un hilo conductor entre los diálogos de los personajes y su interacción, al igual que sucede en la ópera. El matiz era explícito y claro: habría de relatar historias religiosas de una forma casi teatral.

Elias_and_the_Widow_of_Serepta_Bernardo_Strozzi.jpg

Elías, la viuda de Sarepta y el hijo resucitado. Bernardo Strozzi. 1640

el personaje sobre el cual se apoya la acción es el propio profeta Elías. Tanto en la introducción como a lo largo de todo el relato bíblico, el protagonista interactúa con el pueblo (el coro), así como con los demás personajes que aparecen en la historia. Su compañero Abdías, el rey Acab, la reina Jezabel, la viuda de Sarepta, los ángeles (trío de soprano y contraltos, a capella), un niño y un ángel.

La obra se inicia con una maldición. El pueblo de Israel está en pecado porque adora al dios pagano Baal y ha dejado de venerar a su único dios Yavé. Elías profetiza una gran hambruna. Los campos no florecerán porque no habrá lluvia que los riegue y los judíos serán castigados por su idolatría. Todo ello, sirve de escenario introductor para formular y desarrollar el relato.

el texto bíblico comenzó a gestase pero pronto llegó a ser demasiado objetivo, a pesar de las constantes objeciones que el compositor sostuviera con su libretista. No había tiempo. Su vida se estaba agotando y su salud empeoraba y, al recibir la invitación por parte de los organizadores ingleses para dirigir su propia obra, no se sintió con fuerzas. Estuvo, sin embargo dominado por una emoción inusitada de acabarla. Se habían de cumplir los plazos previstos y finalmente todo estuvo a punto para el estreno, con un rotundo y clamoroso éxito de público y crítica. La obra fue estrenada un año antes de su fallecimiento.

La tradición alemana junto con la reforma luterana ponía de manifiesto la espiritualidad de la música en un contexto teatral. La historia bíblica se entremezcla con la pasión por la obra musical que nos ofrece un sinfín de matices, todos ellos saludables, sin ensombrecer en ningún caso el sentimiento de fervor espiritual.

Los oratorios que despliegan sus notas en iglesias y catedrales y nos inundan de belleza y sensibilidad, fueron concebidos no sólo para deleite de cuantos aprecian la música, sino como aportación de otros valores fundamentales. Ensalzan nuestros principios morales más nobles, enriquecen el conocimiento y ponen a nuestra disposición su carácter didáctico, además de aportar sentimientos profundos de religiosidad, emanados directamente de nuestra propia historia.

La incredulidad se enfrenta a la pureza de las ideas. La rebeldía de un espíritu puro, alcanza la belleza del alma. Resiste ante la manipulación de la voluntad humana y consigue el triunfo de la verdad absoluta.

Tortosa_catedral_Huguet_Transfiguracio_0009

Coro

Y el profeta Elías surgió con un incendio impetuoso.
Sus palabras aparecieron como antorchas trepidantes.
Sometió a reyes poderosos.
Subió al Monte Sinaí y escuchó los juicios futuros,
y en el Horeb la penitencia de aquéllos.
Y cuando el Señor tuvo a bien llamarle,
apareció un carro con corceles ígneos.
Un torbellino le arrebató al cielo.

Sagradas Escrituras. Antiguo Testamento.

María de Fraile, Marzo 2018.-

Nostalgia de una Amistad Perdida

 

 

Hubo un tiempo en el que llegué a afirmar que la amistad era un legado de los dioses a la fidelidad y confianza puesta en el hombre. En ella no cabían dobleces ni malas interpretaciones. Donde un sentimiento puro de honestidad prevalecía ante cualquier desaliento de falta de voluntad. Ahora mi pensamiento va más allá y llega a traspasar la frontera de la utopía.

img_0354.jpg

A lo largo de mi vida he tenido la convicción de que, en algún momento encontraría un alma casi gemela que comprendiera mi sentir a la vez que yo participaría plenamente del suyo. No hubo rechazo en mis propósitos de intención al iniciar una búsqueda. Cuando creí hallarla, volqué todas mis expectativas ante tan generoso regalo y me felicité al encontrarlo. Todo mi esfuerzo se basó en compartir mis enseñanzas además de sentirme solidaria con las suyas. En estos momentos he aprendido de la experiencia que me han proporcionado los años a través de la lectura, el estudio, la madurez y las lesiones que producen las equivocaciones, lo que hay que salvar de bueno, excelente y sano que la vida me ofrezca, para rechazar lo mediocre.

IMG_2603Es habitual entregarse a lo fácil cuando el resultado es placentero, trivial, hasta llegar al sufrimiento humano y convertirse cada vez más en un juego sucio y perverso donde la crueldad se muestra desnuda como enseña de supremacía y el músculo transporta las armas de destrucción, frente a la sensibilidad que da la belleza en una mente lúcida.

No podría empatizar con quienes defienden un mundo mejor para después derribarlo al exhibir vileza y destrucción en sus corazones. ¿Por qué ese afán exacerbado en mostrar de la vida lo peor que hay en ella? Esa recreación de lo sucio y vulgar, para hacer que parezca natural, cotidiano o simplemente real.

Altona Nord, HamburgNo puedo aceptar una amistad que está carente de ética y acepta como necesaria la ausencia de moral, como si los que no opinamos igual fuéramos unos decadentes. Esa filosofía del absurdo que casi todos de una manera u otra jalean, aplauden al traidor o dan cancha al alucinado que dice va a cambiar el mundo con teorías trasnochadas, llegan a creérselo y piensan al unísono “Vamos a probar, a ver si es verdad”

Lo siento, ¡amistad perdida!. Tú disfrutas de cosas que yo ni siquiera podría extraer una sola gota de su jugo. Quiero huir de esa falsa alegría que pregonas porque, para mí, la palabra amistad tiene otro significado. Se llama participación, renuncia, convivencia, generosidad y, por encima de todo, fidelidad. No tiene nada que ver con esos eslóganes, frases lapidarias que se cuelgan en la llamada revolución tecnológica de las palabras y el pensamiento. Las ideas al servicio de redes sociales y la comunicación de masas como es Internet. Con ellas, medio mundo felicita al otro medio porque carecen de imaginación y sentimientos para crearlas ellos mismos.

IMG_2605Sé que tú no renunciarás a tu mundo ni yo voy a cambiar el mío, a riesgo de perderte. Después de tantos años, mi perspectiva, anhelos, sentimientos, la forma de asomarme a la ventana del mundo, seguirá como hasta ahora. Mis ojos contemplarán con tristeza las guerras y la desolación humana pero mirarán con esperanza y amor todo lo bueno y sabio que nos rodea. Porque, por mucho que quiera aportar mi granito de arena, nunca será suficiente si no participan además de las gentes de bien, los gobiernos y los estados. Esos políticos que pretenden manipularnos poniendo en nuestras manos toda la carga y la responsabilidad, como si ellos ya hubieran hecho lo suficiente.

IMG_2072Los árboles de mi jardín seguirán transmitiéndome su sombra en verano y al arrullo de sus ramas en invierno, me contarán que no estoy sola.

Y sin embargo, te echo de menos, Amistad!

María de Fraile, Marzo de 2018.-

Apasionado BACH

 

Prendimiento. Giotto di Bondone 1303

Giotto di Bondone. El arresto de Cristo (1303)

Es costumbre casi obligada la recreación de una pieza musical venerada, tanto como escuchada en una sociedad atemporal. Ya no existen trabas en la ideologización de temas religiosos cristianos y la libertad de pensamiento nos hace dueños de aceptar o rechazar estas prácticas, a pesar de la belleza de obras musicales como la que aparece una vez más cubriendo las páginas de los programas de mano en las representaciones orquestales de los Oficios de Cuaresma. En ella, al margen de compartir la ideología que promueven, pueden surgir sentimientos y pasiones a todo aquel que, de una manera u otra, sucumba ante la armonía sonora que creó en su tiempo Juan Sebastián Bach.

 

En la Cruz

Giotto di Bondone. La crucifixión de Cristo (1303)

Las llamadas “Pasiones” además de servir de disfrute de los sentidos y el alma, son versiones musicales de los episodios evangélicos del Nuevo Testamento y que se representan como complemento a sus lecturas en la liturgia pascual. Son lo que durante los siglos XVI y XVII e incluso el XVIII, se convirtieron en Oratorios, o manifestaciones musicales encaminadas a exaltar el tiempo cuaresmal.

 

 

 

 

 

Descendimiento

Giotto di Bondone. La Lamentación de Cristo (1303)

Bach recoge de la Biblia estos hechos y les da forma narrativa según la traducción de Martín Lutero. Estas piezas orquestales relatan el apresamiento, juicio y crucifixión de Cristo. Según la tradición luterana, “cualquier lectura de la Biblia se consideraba ya una interpretación y Bach y sus libretistas se esforzaron en embellecer el relato, desde el punto de vista retórico” (John Butt “Bach’s vocal scoring).

Bach mantuvo toda su vida verdadero esmero en preservar el manuscrito de su obra y repararlo siempre que sufrió algún daño. Lo que consideraba como su obra más importante.

Piedad. Jean Fouquet 1450

Jean Fouquet. Piedad. (1420-1477)

Compuso dos “Pasiones” la que se cita aquí y la perteneciente al apóstol San Juan. Al igual que las de sus contemporáneos, combinan géneros distintos. Se pueden encontrar en ellas, desde armonizaciones de corales tradicionales, hasta recitativos y arias operísticos. El compositor investiga en la obra todas las posibilidades de las distintas sonoridades vocales e instrumentales (según Christoph Wolff). La utilización de dos coros y dos orquestas, le permitió servirse de diálogos antifónicos y yuxtaponer géneros dispares.

Según apunta Wolff, la obra resultante posee un alcance enciclopédico comparable a las grandes creaciones orquestales de Bach.

La Pasión según San Mateo es una versión musical completa de los capítulos 26 y 27 del Evangelio, traducidos por Martín Lutero en los que se entremezclan corales versionados por el monje agustino.

La obra fue compuesta para el servicio de “Vísperas” de Viernes Santo y estaba dividida en dos partes, que debían ser interpretadas antes y después del Sermón respectivamente.

La obra se estrenó en 1727 en la ciudad de Leipzig y sufrió varias revisiones. La versión que conocemos en la actualidad podría fecharse en 1736.

Resurrección

Giotto di Bondone. La Resurrección (1303)

 

Coral

¡Cuando yo también deje esta vida,
no te separes de mi!
¡Cuando haya de sufrir la muerte,
estate a mi lado!
Cuando mi corazón esté acosado
por los mayores terrores,
¡Libérame de estos temores
con la fuerza de tu miedo y tu dolor!

Christian Friedrich Henrici.

María de Fraile, Marzo de 2018.-

Una Sinfonía de Contrastes

 

Jean Sibelius (1865-1957) fue un compositor finlandés nacido a mediados del siglo XIX. Su música enriquece de vida los valores esenciales del hombre que ama la tierra de sus ancestros. Finlandia está muy cerca del cielo. El sol se prodiga poco y la naturaleza se muestra hostil ante la belleza del universo. No es una tierra gélida, blanca y aburrida como algunos nos quieren hacer creer. Su frialdad se puede transformar en algo puro como la nieve. Sus gentes respiran amor porque caldean el ambiente con sus sentimientos. No es cierto que el carácter de un nórdico se quiebre ante la frialdad del mundo que le rodea. Dentro, en lo más profundo de su ser, late un espíritu tierno, grandioso, sensible y Sibelius lo muestra con acordes que, en algunos compases, destilan un aroma oriental. Son recuerdos tibios desde tierras frías, acentos musicales de la vecina Rusia. Allí la primavera estalla cuando el invierno fue duro. Entonces hay más profusión en los colores de la naturaleza.

IMG_1604

Monumento en memoria de Jean Sibelius. Helsinki (Finlandia)

Para reconocer la música de Jean Sibelius, nos podemos basar en tres puntos esenciales. Su originalidad de temas, uso de una orquestación austera y armonías cargadas de frescura e invención.

La Segunda Sinfonía, en re mayor, Opus 43 (1901-1902), está llena de contrastes. No fue compuesta en la contemplación de fiordos y anocheceres nevados. Surgió de una inspiración al calor de la campiña italiana, cerca de la pequeña villa de Rapallo. Allí desarrolló toda la obra y fue llamada a ser la más célebre de sus sinfonías. Pero destila embrujos orientales, pureza y ansias de libertad. La nieve se derritió al contacto con sus dedos cálidos de amor.

IMG_1603 2

Monumento a la memoria de Jean Sibelius. Helsinki (Finlandia)

Durante el reinado del zar Alejandro II en 1809, Finlandia formó parte del Gran Ducado de Rusia hasta que en 1917 fue proclamada su independencia. A lo largo de la historia se le ha considerado más un político que valorado por sus dotes indiscutibles en la composición musical. Fue ante todo un patriota defensor de su pueblo aunque nada comparable a Verdi o incluso a Wagner. Su corazón estuvo más cerca de la opresión de sus gentes que de conseguir relevancia y posición con la política. El poema sinfónico “Finlandia, Opus 26” estuvo dedicado a ensalzar el espíritu y la fuerza de su país frente al opresor ruso. Un canto a la libertad y el deseo ferviente de independencia.

IMG_0457Y compuso los más bellos pasajes, llenó el aire casi congelado de notas con sus grandiosas sinfonías. Abrió el cielo e hizo emerger de las aguas del mar Báltico dioses, ninfas, sirenas y hadas. Contó historias míticas de ángeles y cisnes y recreó una historia mágica sobre el resurgimiento de una tierra que más tarde se convertiría en nación.

Su legado musical fue fructífero y hermoso. Todo un regalo para los que admiran su obra y se embelesan al escuchar su segunda Sinfonía.

SibeliusMaría de Fraile. Febrero 2018.-

Un Anochecer de Invierno

 

Tardecitas de invierno en lo alto del camino.

Esperando que pase una juventud

llena de emociones y proyectos.

Que se quede conmigo,

a contar las hojas de los árboles que alfombran el paseo,

para luego, hacer con ellas un abrigo,

que me cubra las heridas del tiempo,

y seque de sudor los poros de mi cuerpo.

 

IMG_1293En la tibia tarde de un año nuevo que, casi recién estrenado, nunca deja de sorprenderme, donde no hay hielos ni ventiscas, aguaceros ni vendavales, la bruma envuelve mi jardín y, después de haber protegido algunas plantas del frío que se avecina, busco un retazo de tranquilidad, mientras el día muere lentamente. Me gusta quedarme quieta por unos instantes en la semioscuridad, al cobijo de un silencio capaz de llenar mi alma de sensaciones y sobresaltos.

Sobre uno de los escalones de madera tosca que amueblan un rincón sombrío , busco su apoyo y contemplo las luces tenues que son devoradas por la penumbra. La noche está húmeda y fría y, al contrario que en la gran ciudad, solo se percibe el débil aliento de un viento gélido del norte que abraza sinuosamente las ramas desnudas de los árboles de mi jardín.

IMG_0787

Allí reinvento años pasados, fríos intensos de otros inviernos menos bonancibles. Cuando mi jardín era un lugar salvaje de barro y lodo, que ansiaba resurgir después de otras estaciones pasadas en solitario, árboles leñosos, arbustos desguarnecidos, hojarasca inútil, le poseían con salvaje pasión. Fue necesario un esfuerzo sobrehumano, mucha imaginación y otro tanto de arrojo y buena voluntad.

Allí mismo imaginé otra vida, donde no cabían agobios de gran ciudad y se respiraba sosiego al regreso de una jornada, donde nada faltaba salvo quietud y tranquilidad de espíritu.

P1010789La noche que llega augura paz, aún tibia de fríos invernales. Miro al cielo limpio de nubes y sueño con estrellas fugaces. Solo faltan unas horas para que el cielo sucumba en una avalancha de astros y cometas, cuando las Cuadrántidas surquen el cielo y los meteoros iluminen la luna. ¿Cuáles de ellas serían las más hermosas: las Perseidas o quizás las Gemínidas?

La luna llena invade nuestro sistema. Se queda toda la noche en lo más alto del cielo y nos impide ver un racimo de luces estelares.

Desde mi pequeña atalaya, en un rincón del jardín umbrío, contemplo lo que pronto será una explosión de luz. Ahora está todo quieto, a la espera de maravillas. Cada año, el cielo nos premia con algo mágico, esplendoroso, cercano al camino que los Magos de Oriente nos tienen reservado. ¿Qué nos traerán en esta nueva etapa de gran confusión y profunda esperanza?

 

IMG_1566Echo de menos los cálidos atardeceres de un verano ya viejo que se despidió en silencio. Nunca encontró el momento apropiado para decir adiós y fue alargando su despedida consciente de su abandono.

Vuelvo a mi sitio, donde la luz no existe pero brilla tenuemente la ilusión. Desde fuera contemplo el interior de mi hogar. La casa está iluminada. Se respira bienestar, calidez, amor de hogar.

María de Fraile, Enero 2018

IMG_1080