Godafoss, La Gran Catarata de los Dioses

 

 

 

IMG_2320

 

NORTE DE ISLANDIA: AKUREYRI

Finaliza este periplo cuando nos dirigimos hacia el norte para detenernos en el último punto cardinal.

La segunda ciudad más importante de la Gran Isla, Akureyri, está envuelta en un micro clima privilegiado que la hace por ello más atractiva y seductora. La protege casi todo el año siendo merecedora de temperaturas más bonancibles. Por ello, los islandeses se la disputan por sus encantos al elegirla entre otros lugares. 

La traducción de su nombre, viene a significar “ Un Prado en el Banco de Arena” pues su ubicación, construida sobre una ensenada arenosa en dicha bahía, situada en el fondo de saco del fiordo Eyjafjördur, le proporciona seguridad ante los vientos dominantes, una flora esplendorosa cuando emerge el equinoccio de primavera y un magnífico enclave a pesar de estar no más de 100 Km. del círculo polar ártico.

 

IMG_2180

Akureyri, norte de Islandia

 

 

LA GRAN CATARATA DE LOS DIOSES.

P1010456

Godafoss

 

Situada en la localidad próxima a Fosshóll y que proporciona caudal suficiente al cauce del río Skjálfaudafjót, tiene su origen a los pies del cráter Trolladyngia en la vertiente noroccidental de la región de Vatnajökkull (tierras altas). Allí una corriente de agua impetuosa se dirige al norte hasta la ciudad de Bárdardalur, donde no encuentra  obstáculos a su paso, produciendo otros saltos de agua, para alcanzar finalmente Godafoss, llamada así por haber sido arrojados a ella los ídolos de barro de los dioses vikingos.

P1010479

 

La más grandiosa, espectacular y singular catarata por su ubicación, próxima a la ciudad de Akureyri, el caudal de agua recogida y su emplazamiento en medio de una campiña exuberante de vegetación y muy cerca del gigantesco salto de agua.

 

María de Fraile. Diciembre de 2019.-

 

Avistamientos de Ballenas

IMG_4565

 

Este no es un relato como tal. Es algo inusual porque se trata de mostrar algo que no necesita del apoyo de la palabra. Es un acontecimiento que la naturaleza nos brinda, al menos una vez en la vida.

Seres submarinos, tan vivos e inteligentes incluso casi como el ser humano, quieren mostrarse tal como son ante un grupo de espectadores, tan ateridos por el viento gélido del ártico, como por su pretendida y siempre oportuna aparición entre las aguas del Atlántico Norte. 

IMG_4575

Nos advierten de su inminente presencia propagando chorros de vapor, que expelen desde sus orificios nasales y que más parecen géiseres emergiendo de las profundidades de la tierra. Se diría que están preparados para recibir nuestra visita. Atentos al ruido de los motores de una pequeña nave, que los persigue y rodea hasta conseguir mejores instantáneas de sus cabriolas.

IMG_4506

 

Es un escenario grandioso, natural, nada ficticio, sin carpa ni carruajes de animales exóticos, con  agua bajo los pies, en vez de tierra firme y banda de música saludando al auditorio, donde la espuma de las olas envuelve con su misterio y nos cimbrea para recrearnos en un mundo diferente, sumergido y oscuro, profundo y silencioso. Allí donde se esconden las sirenas y los monstruos del océano.

 

IMG_4503

 

María de Fraile.- Noviembre de 2019.-

Hacia el Círculo Dorado

 

Es en el suroeste de la gran isla donde se halla la capital del estado islandés, Reykjavik. 

He aquí el más grande hallazgo sobre el origen y desarrollo de una isla al albur de los tiempos, tan antigua como el planeta tierra y sin embargo casi recién nacida. La esencia y el significado de su existencia está en sus entrañas, a la espera de una nueva transformación aún sin descubrir los secretos más guardados de su propia naturaleza.

Visitar Islandia es desear explorar la otra cara de la vida en lo más recóndito de una tierra aparentemente salvaje y averiguar qué se esconde debajo de esa fealdad de dunas estériles, oscuros e interminables inviernos y mucha soledad.

IMG_4686

parque Nacional de Thingvellir

El día comienza hermoso pero gélido y el viento lo hace aún más insoportable. Ante la llegada inminente del solsticio de verano, el sol sólo llega a templar cuando roza nuestra ropa de abrigo. Una gran humareda blanca se difumina sobre el cielo casi gris de la tarde mientras bajo los pies se adivina la fuerza y el poder de la naturaleza convertida en chorros de calor y piedra incandescente.

En el ancho espacio del horizonte se intuye la soledad de los páramos sin árboles que los protejan. La mirada se pierde entre colinas desnudas y escarpadas laderas de montañas basálticas.

P1010585

Fumarolas en Geysir

Atrás quedó un mar plateado por las nubes que lo cubrían. Y en la gran isla donde largas lenguas de hielo se deslizan para formar tumultuosos saltos de agua, renacen en ella cada primavera ríos y lagos que fertilizarán otras tierras. Más adentro, surgen las fumatas y crean composiciones caprichosas a intervalos imprecisos, sin sincronía, con intenso olor a azufre, como si la propia tierra se dispusiera a vomitar lava y fuego.

P1010593

Cataratas en Gullfoss

El misterioso Círculo Dorado está  cerca, donde se reúnen las majestuosas cataratas de Gullfoss y los chorros de agua hirviente de Geysir.

IMG_2293

La nueva estación, en su afán de mantener el poder, lucha con denuedo contra el frío, y cuando en esas latitudes aún permanece el hielo, llega la luz y lo inunda todo con su fuerza. Entonces la noche no se acorta: desaparece. No existe la oscuridad y el atardecer se confunde con la madrugada. El día dura casi una eternidad. La vida vuelve a brotar en los páramos y en el alma de los pájaros y en las aguas que vienen de los deshielos del glaciar. Ovejas y caballos jóvenes de crines abundantes pastan en mitad de los campos y colorean el entorno solitario y frío de la tundra. Permanecen agazapados entre las retamas silvestres, al abrigo de sus crías.

La tarde va cayendo en el tiempo pero la luz permanece. La intensidad se reduce y evoca penumbras en la estructura del paisaje. Las paredes del volcán Stóra Eldborg ahora tranquilo en un reposo ficticio, se llenan de sombras cuando el sol reclina su mirada en el místico paraje. Existe vida, mucha vida en este lugar del mundo, que se confunde con el espectro de un planeta deshabitado, frío y hostil.

P1010602

Lupinos al borde de los caminos

En las laderas de los caminos crecen en Junio lupinos silvestres, azules, espigados, sencillos modestos, que se cimbrean con los golpes de viento del norte, luchando por mantenerse erectos.

IMG_4672

Asamblea Legislativa Nacional Islandesa

 

IMG_2407

Río Öxará

Al  llegar al parque Nacional de  Thingvellir, la huella de las devastadoras erupciones en las fallas geológicas que dividen en dos el planeta, conducen a la encrucijada del río Öxará, entre rocas y piedras de basalto.

De lejos, de camino hacia el gran prodigio de la naturaleza, se observa casi a vista de pájaro, la antigua casona sede de la Asamblea Legislativa Nacional islandesa, que estableció su andadura hacia el año 930 de nuestra era cristiana.

La gran fisura de Almannagjá, profunda grieta tectónica que va separando de modo feaciente y sin pausa año tras año las dos grandes placas tectónicas norteamericana y eurasiática en forma de profundos acantilados, discurre acorde con las leyes naturales generadas por la deriva continental. Es en ese lugar donde se propicia la frontera entre los dos continentes, que van separándose el uno del otro irremisiblemente.

 

IMG_4678 2

Gran Fisura de Almannagjá

Los farallones rocosos discurren en paralelo y se yerguen por encima del sendero. El sol está ya muy bajo y ensombrece aún más su silueta. A lo lejos queda la soledad, la quietud y el calor del fuego profundo de un corazón que no se apaga.

IMG_4665

Pingvallavatn. El lago más grande de Islandia

Nuestro planeta aún permanece vivo a pesar del irremediable empeño en su destrucción. 

María de Fraile. Septiembre de 2019.-

 

La Primavera en el Ártico

Nuevos momentos en la vida de una mujer viajera.

IMG_2299Tras los confines de los fríos mares árticos, la belleza de una primavera que se acaba aflora sin apenas desearlo. El mar del Norte se agita aún en esta mañana de finales de mayo. Parece como si el invierno no se hubiera marchado, pero las aves saben que es el momento de preparar el nido para incubar a sus polluelos.

Entre piedras de basalto y aguas salinas profundas, una pequeña isla emerge del fiordo. La isla solitaria de los pájaros del norte.

IMG_2324

Araos aliblancos incubando huevos.

Y es cuando el cielo se cubre de charranes árticos, frailecillos, araos aliblancos y patos eider. Para contemplarlos más de cerca, hay que llegar hasta la isla de Vigur, al norte de Islandia. Un pequeño barco a motor cubre la distancia de una media hora entre Akureyri y la isla, dentro del mismo fiordo de Eyjafjödur, un poco más al norte.

P1010538

Pato Eider

La lluvia me impide ver con claridad a todas las aves, camufladas sobre un lecho de tundra y piedras negras, muy cerca de la orilla. Permanecen quietas largas horas sobre los huevos y las gotas de agua se perlan entre el plumaje como si un manto de lentejuelas las cubriese.

P1010540

A un lado, cerca de la ensenada, dejamos el viejo embarcadero para admirar casi junto a la pequeña playa, el único y viejo molino de viento de Islandia, que fue construido en 1840 para moler el trigo que procedía de Dinamarca, dominadora de todo el país islandés hasta el siglo XX.

La nieve y el hielo cubren las cimas de las montañas y los glaciares dejan al descubierto sus perfiles pelados, las crestas de sus cimas y juegan con las nubes grises que, casi se diluyen en las aguas verdes del fiordo.

La calma es total. La sensación de infinitud se transforma en un espejo de cristal puro. Solo el ruido de la lluvia sobre mi cabeza logra distraer la atención en el silencio del fiordo, a mi gran espíritu de aventura.

 

 

Captura de pantalla 2017-07-17 a las 17.34.23

María de Fraile, Julio de 2017.-

Peonías

IMG_1990Es tiempo de Peonías.

 

Clasificadas desde el pasado, dentro de la especie de las Ranunculáceas, se encuentran entre las mejores, más antiguas e importantes plantas perennes vivaces, propias de la regiones templadas.
(En las regiones frías pierden la hoja).

Sin embargo, el hombre las ha hecho adaptarse y, hoy en día, se cultivan donde incluso se pueden alcanzar temperaturas muy bajas en invierno.

IMG_0154Existen dos tipos de peonías: arbustivas y tuberosas o rizomatosas. Son muy longevas, con follaje atractivo, a menudo rojizo en primavera y coloreado en otoño. Una vez que las flores desaparecen, se mantienen en su forma pero no aguantan bien el fuerte sol de la meseta española. Su ubicación preferente sería entre sol y sombra.

Las flores aparecen al final de la primavera o principios de verano, pero este año se nos han anticipado.

 

Son ultrarresistentes para todo tipo de suelos o en maceta, ricos y bien drenados. Se pueden plantar en tiesto al principio, para que enraícen bien, dejándolas uno o dos años y luego trasplantarlas al jardín o a un macetero más grande. Así se desarrollarán ordenadamente.

IMG_2049Plantación: otoño/invierno, se riega bien en tiempo seco y caloroso. Se abonan y, cuando son jóvenes, se les prepara un acolchado antes de que llegue el frío para proteger sus raíces, si el clima es muy riguroso.

La poda: No debe hacerse, salvo en el caso de que haya madera seca. Si los tallos llegan a ser muy altos, se deberá entutorar con cuidado.

IMG_1430

Peonía Tuberosa

Las tuberosas poseen flores sencillas pero las arbustivas son realmente glamurosas. Todas ellas despiden un suave y delicado perfume que, a diferencia de las rosas, nunca podrán competir pero si en belleza. Las igualan e incluso las superan. Quizás por ello sean tan atractivas y exuberantes, tal vez para compensar su efímera existencia. No son remontantes, es decir, no florecen durante todo el verano. Habrá que esperar a la primavera siguiente.

IMG_1986Japón, el país milenario, maestro experto y sensible por la belleza de la naturaleza, es el que mejores y más abundantes ejemplares produce. Hoy en día, las podemos encontrar en bolsas debidamente preparadas para su plantación como cualquier otro bulbo como tulipanes o narcisos…, o bien, en pequeños contenedores si se trata de las arbustivas, en los viveros o centros de jardinería. Suelen llegar en los inicios del otoño.

Si os proponeis cultivarlas, no os defraudarán.

María de Fraile, Abril 2017.-

Una preciosidad en el mes de Mayo

Mi pasión por las plantas va más allá de las cosas que me atan a lo que amo realmente. No sabría definir cuanto o en que medida pueden llenar los huecos que existen en mi vida. Si tuviera que clasificar un orden de preferencias, muchas de estas pasiones ocuparían el mismo lugar. No podría decantarme por ninguna en especial. Todas ellas me enloquecen.

Aquí tenéis otra, Naturaleza. Es sencilla pero atrayente. Tiene algo de mágica y en este mes de mayo es asombrosa y espectacular.
Disfrutad como yo, de ella.

IMG_0035

Término Vulgar: Carraspique o cestillo de plata.

nombre latino: Sempervirens
Ultrarresistente, vigorosa, hasta 25×60 cm. semiperennifolia, flores blancas. La variedad “snowflake” es la más vigorosa.
Un preciosidad en el mes de Mayo.