El Triunfo de la Verdad Absoluta

En un momento de la historia donde la música formaba parte de la servidumbre religiosa, aunque había adquirido por si misma el carácter y el espíritu de un arte y la propia Iglesia Católica manipulaba la composición al servicio de sus fines eclesiales, surge un movimiento intelectual que intenta comandar las riendas del debate sobre la estética musical.

Lanfranco_Elie_nourri_par_le_corbeau

Elías alimentado por un cuervo. Giovanni Lafranco. 1625

 

Durante la primera mitad del siglo XIX los grandes acontecimientos sociales y políticos incursos en las costumbres e ideologización de la música sacra, conviven con las convulsiones teológicas y filosóficas e hicieron renacer un sentimiento confuso y extraño que trataba de defender a ultranza lo ya establecido, muy difícil de percibir en épocas anteriores. Gentes no ajenas a la música, fijaron su atención no tanto en el espíritu puro del oratorio y sin salirse de los cauces estrictos de las Sagradas Escrituras, sí utilizar métodos dirigidos hacia un concepto más teatral, sin renunciar por ello a los más puros sentimientos del alma. Todo esto provocó una lucha a través de un nuevo resurgir de la vida espiritual y la conciencia religiosa, contra cualquier signo de decadencia.

Elias_auf_dem_Feuerwagen

Elías en el carro de fuego. Relieve estación Ciudad del Vaticano

Por otra parte, las tendencias de la cultura se hacen libres, se despojan de los lazos de la tradición impuestos por la Iglesia y los artistas utilizan a voluntad sus ideas para elegir y diseñar obras de arte. Este género musical llega a calar hondo en las salas de conciertos.

En muchos ambientes de la burguesía, se hablaba y disentía acerca del valor de la estética musical, en la que se volvería a descubrir un nuevo sentimiento de libertad religiosa con el Oratorio.

IMG_0140

Félix Mendelssohn Bartholdy (1809-1847)

“Elías” fue compuesto por el músico alemán Félix Mendelssohn Bartholdy (1809-1847), por encargo del Festival de Música Coral de la ciudad de Birmingham. El temor a convertir las composiciones de carácter religioso en obras, donde el poder político de la Iglesia Católica prevaleciera, hizo que el compositor insistiera en mantener un sentido dramático, como si de una obra teatral se tratase, haciéndose partícipe de esta idea en las composiciones de J.S. Bach y Heinrich Schütz. Su oratorio “Paulus” le proporcionó un éxito considerable y ello fue motivo suficiente para alimentar sus ansias en la composición de uno nuevo, con la ilusión de provocar más si cabe el delirio de la crítica y superar en expectación a la de su primer oratorio.

Wniebowzięcie_Eliasza_(Carl_Poellath)

Ascensión del profeta Elías. Grabado por Carl Poellath. 1888

Los libretistas a quienes acudió el compositor, no satisficieron sus propósitos. Mientras uno de ellos permanecía muy ligado a la ideología bíblica, no llegaba a identificarse con el carácter dramático que Mendelssohn pretendía transmitir y, muy a su pesar, cedió ante el otro, un teólogo y clérigo luterano que conocía las escrituras y se acercaba más a lo que él deseaba. De nuevo Martín Lutero (ya lo hizo en los textos de la “Pasión según Mateo” de J.S. Bach), aportó la prosa de manos de Schubring que se basó esencialmente en los textos del Antiguo testamento.

El compositor parte del principio del saber como fuente de interpretación con carácter dominante, ya fuera figurativa o dramática de la acción musical y ve en ellos un simbolismo efectivo. Juega con los efectos de la escena vinculados a la ópera y modula con libertad y acierto las diversas formas musicales, para superar los demás géneros tradicionales. En su evocación operística, transforma la obra en un relato objetivo, aportando realismo y carácter dramático. Mendelssohn deseaba firmemente crear un drama musical. La obra habría de poseer un hilo conductor entre los diálogos de los personajes y su interacción, al igual que sucede en la ópera. El matiz era explícito y claro: habría de relatar historias religiosas de una forma casi teatral.

Elias_and_the_Widow_of_Serepta_Bernardo_Strozzi.jpg

Elías, la viuda de Sarepta y el hijo resucitado. Bernardo Strozzi. 1640

el personaje sobre el cual se apoya la acción es el propio profeta Elías. Tanto en la introducción como a lo largo de todo el relato bíblico, el protagonista interactúa con el pueblo (el coro), así como con los demás personajes que aparecen en la historia. Su compañero Abdías, el rey Acab, la reina Jezabel, la viuda de Sarepta, los ángeles (trío de soprano y contraltos, a capella), un niño y un ángel.

La obra se inicia con una maldición. El pueblo de Israel está en pecado porque adora al dios pagano Baal y ha dejado de venerar a su único dios Yavé. Elías profetiza una gran hambruna. Los campos no florecerán porque no habrá lluvia que los riegue y los judíos serán castigados por su idolatría. Todo ello, sirve de escenario introductor para formular y desarrollar el relato.

el texto bíblico comenzó a gestase pero pronto llegó a ser demasiado objetivo, a pesar de las constantes objeciones que el compositor sostuviera con su libretista. No había tiempo. Su vida se estaba agotando y su salud empeoraba y, al recibir la invitación por parte de los organizadores ingleses para dirigir su propia obra, no se sintió con fuerzas. Estuvo, sin embargo dominado por una emoción inusitada de acabarla. Se habían de cumplir los plazos previstos y finalmente todo estuvo a punto para el estreno, con un rotundo y clamoroso éxito de público y crítica. La obra fue estrenada un año antes de su fallecimiento.

La tradición alemana junto con la reforma luterana ponía de manifiesto la espiritualidad de la música en un contexto teatral. La historia bíblica se entremezcla con la pasión por la obra musical que nos ofrece un sinfín de matices, todos ellos saludables, sin ensombrecer en ningún caso el sentimiento de fervor espiritual.

Los oratorios que despliegan sus notas en iglesias y catedrales y nos inundan de belleza y sensibilidad, fueron concebidos no sólo para deleite de cuantos aprecian la música, sino como aportación de otros valores fundamentales. Ensalzan nuestros principios morales más nobles, enriquecen el conocimiento y ponen a nuestra disposición su carácter didáctico, además de aportar sentimientos profundos de religiosidad, emanados directamente de nuestra propia historia.

La incredulidad se enfrenta a la pureza de las ideas. La rebeldía de un espíritu puro, alcanza la belleza del alma. Resiste ante la manipulación de la voluntad humana y consigue el triunfo de la verdad absoluta.

Tortosa_catedral_Huguet_Transfiguracio_0009

Coro

Y el profeta Elías surgió con un incendio impetuoso.
Sus palabras aparecieron como antorchas trepidantes.
Sometió a reyes poderosos.
Subió al Monte Sinaí y escuchó los juicios futuros,
y en el Horeb la penitencia de aquéllos.
Y cuando el Señor tuvo a bien llamarle,
apareció un carro con corceles ígneos.
Un torbellino le arrebató al cielo.

Sagradas Escrituras. Antiguo Testamento.

María de Fraile, Marzo 2018.-

Anuncios

Nostalgia de una Amistad Perdida

 

 

Hubo un tiempo en el que llegué a afirmar que la amistad era un legado de los dioses a la fidelidad y confianza puesta en el hombre. En ella no cabían dobleces ni malas interpretaciones. Donde un sentimiento puro de honestidad prevalecía ante cualquier desaliento de falta de voluntad. Ahora mi pensamiento va más allá y llega a traspasar la frontera de la utopía.

img_0354.jpg

A lo largo de mi vida he tenido la convicción de que, en algún momento encontraría un alma casi gemela que comprendiera mi sentir a la vez que yo participaría plenamente del suyo. No hubo rechazo en mis propósitos de intención al iniciar una búsqueda. Cuando creí hallarla, volqué todas mis expectativas ante tan generoso regalo y me felicité al encontrarlo. Todo mi esfuerzo se basó en compartir mis enseñanzas además de sentirme solidaria con las suyas. En estos momentos he aprendido de la experiencia que me han proporcionado los años a través de la lectura, el estudio, la madurez y las lesiones que producen las equivocaciones, lo que hay que salvar de bueno, excelente y sano que la vida me ofrezca, para rechazar lo mediocre.

IMG_2603Es habitual entregarse a lo fácil cuando el resultado es placentero, trivial, hasta llegar al sufrimiento humano y convertirse cada vez más en un juego sucio y perverso donde la crueldad se muestra desnuda como enseña de supremacía y el músculo transporta las armas de destrucción, frente a la sensibilidad que da la belleza en una mente lúcida.

No podría empatizar con quienes defienden un mundo mejor para después derribarlo al exhibir vileza y destrucción en sus corazones. ¿Por qué ese afán exacerbado en mostrar de la vida lo peor que hay en ella? Esa recreación de lo sucio y vulgar, para hacer que parezca natural, cotidiano o simplemente real.

Altona Nord, HamburgNo puedo aceptar una amistad que está carente de ética y acepta como necesaria la ausencia de moral, como si los que no opinamos igual fuéramos unos decadentes. Esa filosofía del absurdo que casi todos de una manera u otra jalean, aplauden al traidor o dan cancha al alucinado que dice va a cambiar el mundo con teorías trasnochadas, llegan a creérselo y piensan al unísono “Vamos a probar, a ver si es verdad”

Lo siento, ¡amistad perdida!. Tú disfrutas de cosas que yo ni siquiera podría extraer una sola gota de su jugo. Quiero huir de esa falsa alegría que pregonas porque, para mí, la palabra amistad tiene otro significado. Se llama participación, renuncia, convivencia, generosidad y, por encima de todo, fidelidad. No tiene nada que ver con esos eslóganes, frases lapidarias que se cuelgan en la llamada revolución tecnológica de las palabras y el pensamiento. Las ideas al servicio de redes sociales y la comunicación de masas como es Internet. Con ellas, medio mundo felicita al otro medio porque carecen de imaginación y sentimientos para crearlas ellos mismos.

IMG_2605Sé que tú no renunciarás a tu mundo ni yo voy a cambiar el mío, a riesgo de perderte. Después de tantos años, mi perspectiva, anhelos, sentimientos, la forma de asomarme a la ventana del mundo, seguirá como hasta ahora. Mis ojos contemplarán con tristeza las guerras y la desolación humana pero mirarán con esperanza y amor todo lo bueno y sabio que nos rodea. Porque, por mucho que quiera aportar mi granito de arena, nunca será suficiente si no participan además de las gentes de bien, los gobiernos y los estados. Esos políticos que pretenden manipularnos poniendo en nuestras manos toda la carga y la responsabilidad, como si ellos ya hubieran hecho lo suficiente.

IMG_2072Los árboles de mi jardín seguirán transmitiéndome su sombra en verano y al arrullo de sus ramas en invierno, me contarán que no estoy sola.

Y sin embargo, te echo de menos, Amistad!

María de Fraile, Marzo de 2018.-

Apasionado BACH

 

Prendimiento. Giotto di Bondone 1303

Giotto di Bondone. El arresto de Cristo (1303)

Es costumbre casi obligada la recreación de una pieza musical venerada, tanto como escuchada en una sociedad atemporal. Ya no existen trabas en la ideologización de temas religiosos cristianos y la libertad de pensamiento nos hace dueños de aceptar o rechazar estas prácticas, a pesar de la belleza de obras musicales como la que aparece una vez más cubriendo las páginas de los programas de mano en las representaciones orquestales de los Oficios de Cuaresma. En ella, al margen de compartir la ideología que promueven, pueden surgir sentimientos y pasiones a todo aquel que, de una manera u otra, sucumba ante la armonía sonora que creó en su tiempo Juan Sebastián Bach.

 

En la Cruz

Giotto di Bondone. La crucifixión de Cristo (1303)

Las llamadas “Pasiones” además de servir de disfrute de los sentidos y el alma, son versiones musicales de los episodios evangélicos del Nuevo Testamento y que se representan como complemento a sus lecturas en la liturgia pascual. Son lo que durante los siglos XVI y XVII e incluso el XVIII, se convirtieron en Oratorios, o manifestaciones musicales encaminadas a exaltar el tiempo cuaresmal.

 

 

 

 

 

Descendimiento

Giotto di Bondone. La Lamentación de Cristo (1303)

Bach recoge de la Biblia estos hechos y les da forma narrativa según la traducción de Martín Lutero. Estas piezas orquestales relatan el apresamiento, juicio y crucifixión de Cristo. Según la tradición luterana, “cualquier lectura de la Biblia se consideraba ya una interpretación y Bach y sus libretistas se esforzaron en embellecer el relato, desde el punto de vista retórico” (John Butt “Bach’s vocal scoring).

Bach mantuvo toda su vida verdadero esmero en preservar el manuscrito de su obra y repararlo siempre que sufrió algún daño. Lo que consideraba como su obra más importante.

Piedad. Jean Fouquet 1450

Jean Fouquet. Piedad. (1420-1477)

Compuso dos “Pasiones” la que se cita aquí y la perteneciente al apóstol San Juan. Al igual que las de sus contemporáneos, combinan géneros distintos. Se pueden encontrar en ellas, desde armonizaciones de corales tradicionales, hasta recitativos y arias operísticos. El compositor investiga en la obra todas las posibilidades de las distintas sonoridades vocales e instrumentales (según Christoph Wolff). La utilización de dos coros y dos orquestas, le permitió servirse de diálogos antifónicos y yuxtaponer géneros dispares.

Según apunta Wolff, la obra resultante posee un alcance enciclopédico comparable a las grandes creaciones orquestales de Bach.

La Pasión según San Mateo es una versión musical completa de los capítulos 26 y 27 del Evangelio, traducidos por Martín Lutero en los que se entremezclan corales versionados por el monje agustino.

La obra fue compuesta para el servicio de “Vísperas” de Viernes Santo y estaba dividida en dos partes, que debían ser interpretadas antes y después del Sermón respectivamente.

La obra se estrenó en 1727 en la ciudad de Leipzig y sufrió varias revisiones. La versión que conocemos en la actualidad podría fecharse en 1736.

Resurrección

Giotto di Bondone. La Resurrección (1303)

 

Coral

¡Cuando yo también deje esta vida,
no te separes de mi!
¡Cuando haya de sufrir la muerte,
estate a mi lado!
Cuando mi corazón esté acosado
por los mayores terrores,
¡Libérame de estos temores
con la fuerza de tu miedo y tu dolor!

Christian Friedrich Henrici.

María de Fraile, Marzo de 2018.-

Una Sinfonía de Contrastes

 

Jean Sibelius (1865-1957) fue un compositor finlandés nacido a mediados del siglo XIX. Su música enriquece de vida los valores esenciales del hombre que ama la tierra de sus ancestros. Finlandia está muy cerca del cielo. El sol se prodiga poco y la naturaleza se muestra hostil ante la belleza del universo. No es una tierra gélida, blanca y aburrida como algunos nos quieren hacer creer. Su frialdad se puede transformar en algo puro como la nieve. Sus gentes respiran amor porque caldean el ambiente con sus sentimientos. No es cierto que el carácter de un nórdico se quiebre ante la frialdad del mundo que le rodea. Dentro, en lo más profundo de su ser, late un espíritu tierno, grandioso, sensible y Sibelius lo muestra con acordes que, en algunos compases, destilan un aroma oriental. Son recuerdos tibios desde tierras frías, acentos musicales de la vecina Rusia. Allí la primavera estalla cuando el invierno fue duro. Entonces hay más profusión en los colores de la naturaleza.

IMG_1604

Monumento en memoria de Jean Sibelius. Helsinki (Finlandia)

Para reconocer la música de Jean Sibelius, nos podemos basar en tres puntos esenciales. Su originalidad de temas, uso de una orquestación austera y armonías cargadas de frescura e invención.

La Segunda Sinfonía, en re mayor, Opus 43 (1901-1902), está llena de contrastes. No fue compuesta en la contemplación de fiordos y anocheceres nevados. Surgió de una inspiración al calor de la campiña italiana, cerca de la pequeña villa de Rapallo. Allí desarrolló toda la obra y fue llamada a ser la más célebre de sus sinfonías. Pero destila embrujos orientales, pureza y ansias de libertad. La nieve se derritió al contacto con sus dedos cálidos de amor.

IMG_1603 2

Monumento a la memoria de Jean Sibelius. Helsinki (Finlandia)

Durante el reinado del zar Alejandro II en 1809, Finlandia formó parte del Gran Ducado de Rusia hasta que en 1917 fue proclamada su independencia. A lo largo de la historia se le ha considerado más un político que valorado por sus dotes indiscutibles en la composición musical. Fue ante todo un patriota defensor de su pueblo aunque nada comparable a Verdi o incluso a Wagner. Su corazón estuvo más cerca de la opresión de sus gentes que de conseguir relevancia y posición con la política. El poema sinfónico “Finlandia, Opus 26” estuvo dedicado a ensalzar el espíritu y la fuerza de su país frente al opresor ruso. Un canto a la libertad y el deseo ferviente de independencia.

IMG_0457Y compuso los más bellos pasajes, llenó el aire casi congelado de notas con sus grandiosas sinfonías. Abrió el cielo e hizo emerger de las aguas del mar Báltico dioses, ninfas, sirenas y hadas. Contó historias míticas de ángeles y cisnes y recreó una historia mágica sobre el resurgimiento de una tierra que más tarde se convertiría en nación.

Su legado musical fue fructífero y hermoso. Todo un regalo para los que admiran su obra y se embelesan al escuchar su segunda Sinfonía.

SibeliusMaría de Fraile. Febrero 2018.-

Un Anochecer de Invierno

 

Tardecitas de invierno en lo alto del camino.

Esperando que pase una juventud

llena de emociones y proyectos.

Que se quede conmigo,

a contar las hojas de los árboles que alfombran el paseo,

para luego, hacer con ellas un abrigo,

que me cubra las heridas del tiempo,

y seque de sudor los poros de mi cuerpo.

 

IMG_1293En la tibia tarde de un año nuevo que, casi recién estrenado, nunca deja de sorprenderme, donde no hay hielos ni ventiscas, aguaceros ni vendavales, la bruma envuelve mi jardín y, después de haber protegido algunas plantas del frío que se avecina, busco un retazo de tranquilidad, mientras el día muere lentamente. Me gusta quedarme quieta por unos instantes en la semioscuridad, al cobijo de un silencio capaz de llenar mi alma de sensaciones y sobresaltos.

Sobre uno de los escalones de madera tosca que amueblan un rincón sombrío , busco su apoyo y contemplo las luces tenues que son devoradas por la penumbra. La noche está húmeda y fría y, al contrario que en la gran ciudad, solo se percibe el débil aliento de un viento gélido del norte que abraza sinuosamente las ramas desnudas de los árboles de mi jardín.

IMG_0787

Allí reinvento años pasados, fríos intensos de otros inviernos menos bonancibles. Cuando mi jardín era un lugar salvaje de barro y lodo, que ansiaba resurgir después de otras estaciones pasadas en solitario, árboles leñosos, arbustos desguarnecidos, hojarasca inútil, le poseían con salvaje pasión. Fue necesario un esfuerzo sobrehumano, mucha imaginación y otro tanto de arrojo y buena voluntad.

Allí mismo imaginé otra vida, donde no cabían agobios de gran ciudad y se respiraba sosiego al regreso de una jornada, donde nada faltaba salvo quietud y tranquilidad de espíritu.

P1010789La noche que llega augura paz, aún tibia de fríos invernales. Miro al cielo limpio de nubes y sueño con estrellas fugaces. Solo faltan unas horas para que el cielo sucumba en una avalancha de astros y cometas, cuando las Cuadrántidas surquen el cielo y los meteoros iluminen la luna. ¿Cuáles de ellas serían las más hermosas: las Perseidas o quizás las Gemínidas?

La luna llena invade nuestro sistema. Se queda toda la noche en lo más alto del cielo y nos impide ver un racimo de luces estelares.

Desde mi pequeña atalaya, en un rincón del jardín umbrío, contemplo lo que pronto será una explosión de luz. Ahora está todo quieto, a la espera de maravillas. Cada año, el cielo nos premia con algo mágico, esplendoroso, cercano al camino que los Magos de Oriente nos tienen reservado. ¿Qué nos traerán en esta nueva etapa de gran confusión y profunda esperanza?

 

IMG_1566Echo de menos los cálidos atardeceres de un verano ya viejo que se despidió en silencio. Nunca encontró el momento apropiado para decir adiós y fue alargando su despedida consciente de su abandono.

Vuelvo a mi sitio, donde la luz no existe pero brilla tenuemente la ilusión. Desde fuera contemplo el interior de mi hogar. La casa está iluminada. Se respira bienestar, calidez, amor de hogar.

María de Fraile, Enero 2018

IMG_1080

De una Desconocida a una Triunfadora

 

 

Por fin lo hallé.

Era un editorial estampado de flores luminosas de Abril, con fondo negro para que no olvidáramos el invierno. La prosa era breve pero inconfundible. Me hizo recordar los viejos tiempos del semanario cultural. ¡Ah, Cuánto ha llovido desde entonces!. Cuántos traspiés habré dado, en qué desdichadas manos depositaría mi confianza y durante cuánto tiempo hube de lamentarlo.

Escanear 4

Marguerite Yourcenar

Y tú, mientras, permanecías oculta dentro de mi mundo o demasiado alejada por el interés hacia otras modas.

Cuando terminé la carrera de Periodismo, tan llorada y temida a la vez, recordaba mis noches de insomnio, los días lluviosos que deambulaba pluma en ristre a la caza de sensaciones nuevas, historias mágicas con que apurar su cargador. Y seguía recordando a las mujeres de la profesión, heroínas de las historias que aparecían con profusión en esas revistas literarias que me atraían con desmesura. Hubiera dado casi todo por entrar en sus dominios, intercambiar unas palabras al menos, en definitiva, calcar sus vidas en mi cerebro. Esa envidia malsana que me recorre el cuerpo cuando observo su audacia, el éxito, ese saber y decir con acierto, casi sin aspavientos.

Escanear 3

Simone de Beauvoir en el café ” Flore” de Paris. 1945

 

Cuánto hubiese deseado vivir algún momento de sus vidas, respirando su mismo aire, con sus riesgos, con flecos viejos pero con brillantes burbujas y buenos aciertos. Recordaba también aquella nota que escribí hace tanto tiempo y que quedó relegada en el cajón de papeles desordenados, que nunca te atreves a organizar por pereza o tal vez, ante el miedo de encontrar algo de lo que ahora pudiera arrepentirme.

Escanear

Coloquio Internacional en Paris en el centenario del nacimiento de S. Beauvoir. Enero 2008. En el centro, Alice Schwarzer, periodista alemana, seguidora del pensamiento beauvoiriano en su país.

Hablé de mis inquietudes y de mis sueños, de mis estudios quebrados por una vida entonces vacía de proyectos, de un trabajo sombrío, de aquellas tardes mágicas de Facultad, de exámenes, de inquietud en el alma.

Y se volvió a destapar el frasco de las esencias en esas publicaciones que fortuitamente o por voluntad, llegaron a mis manos, tal vez un día anodino, sin sabor, sin gusto ni alegría en el aliento.

Ese tiempo pasó y seguía echando de menos lo que hubiera podido ser una vida cargada de emociones, entrevistas literarias, amor por los libros, sueños locos, lugares idílicos y tardes de invierno con un café y un cuaderno de notas entre las manos. Pero, ¿por qué este simulado sonrojo? Entonces eran otros momentos, aquellos que volvería a atrapar para desnudarlos y cubrirlos después a mi antojo, sin prisas, con audacia, estilo, refinamiento y mucha sutileza. Con vapores de gasas finas, de olor a campo en primavera.

Escanear 3 copia

Marguerite Yourcenar en su casa de Maine, en 1978

Ahora llegan hasta mí esos recuerdos, cuando he decidido hacer frente de una vez por todas y para siempre a la pluma, casi desvanecidos los miedos, las sombras y esa anárquica y solitaria sublevación de mí misma contra el sistema. Creo que fue García Márquez el que aseguró con rotundidad que un escritor no tiene edad. Nunca envejecerá. Será eterno.

No siempre podré contar alegrías, lo mío es más como el arrojar flores al cubo de la basura sin despedirse de ellas. Mi tristeza podría ser una estúpida y necia falta de alegría pero que, a pesar de todo compartimos los que, como yo, aspiran a poseer un hueco en el corazón del mundo de la literatura.

 

 

Soliloquio para una Reconciliación.

Queridos recuerdos,

¿Estais ahí?

Siento cómo os vais acercando, no sé bien si para quedaros unos instantes o simplemente continuar vuestro viaje.

Sabéis que os he llamado una y mil veces…

En un día de diciembre donde lucho entre malestares de cabeza y angustias por una tristeza sin sentido aparente, os busco con desesperación entre mis papeles o en la silla de madera que espera una buena mano de pintura, el libro que quedó a medio terminar o los cajones desordenados del escritorio. Cualquier lugar será el apropiado para recibiros.

IMG_3011Prometí revelaros un sinfín de cosas. La historia de mi vida ya la conocéis. No hablaré de tristezas. Las puse a buen recaudo en la cajita de terciopelo que guardo en el cajón de mi mesilla. Pero, cómo pude perder la musa de mi inspiración. Tanto tiempo esperando vuestra llegada, que ahora se me antoja vacía de ideas y sensaciones la mente y el corazón.

IMG_2695Navegué siete días y siete noches arribando cada vez a un puerto diferente. La mar es bella cuando te hundes en sus aguas para mirarla entre las olas, y en ella me consolaba cada atardecer, sorprendida de no encontrar ni un solo justo que contemplara como yo, una melancólica puesta de sol. Ya no quedan románticos. Todo se ha vuelto hostil, prosaico, frío. Los pocos que quedamos nos cuesta aguantar el tipo para no ser tachados de pasados de moda. No me importa oler a nostalgia.

¿Aún seguís ahí?

Acaricio emocionada fotos en blanco y negro, desvaídas pero sinceras y miro al cielo en busca de una estrella que me bendiga con su luz. También hay cartas y mensajes de momentos tristes que marcaron mi vida anterior, que significaron lucha y resignación, fracaso o dolor. Forman parte del mismo bagaje de mi existencia. No puedo menospreciarlos. Son tan legítimos como los buenos y dulces recuerdos que llenaron de ilusión los capítulos cerrados de mi pequeña historia. Habré de reconciliarme con ellos.

 

IMG_1907“Será poeta, solo será poeta, escriba o no escriba nada, aquél que, al narrar, sea más consciente de su emoción que de sí mismo al experimentar dicha emoción”

James Joyce.

María de Fraile, Diciembre de 29017.-