La Batalla Silenciosa

Seca de ideas y palabras, despreciaba el momento al no percibir ni una brizna de aliento inspirador. En mi esfuerzo, jugaba con la mente como si tratara de adivinar acertijos o descomponer en pequeñas piezas el tablero de un puzzle que finalmente se desvanecía en mi visión, para luego llenar de ruidos y apatía mi cabeza.

IMG_0371 2

En estos días de reclusión, poco o nada puede contribuir la voluntad a los buenos propósitos que hagan reaccionar la conciencia. Corren tiempos convulsos pero también los hubo antaño, cuando casi nadie podía asegurarse un futuro prometedor. Y aquellos momentos fatídicos pasaron y se evaporó la zozobra, curó las heridas y enderezó los pasos para seguir adelante. Siempre hubo zancadillas en el transcurrir de una existencia, fueran décadas oscuras o de bonanza. Y a pesar de todo, de las tinieblas surgiría una bruma luminosa que transformaría las ideas haciéndolas más firmes, menos pesadas para continuar por el camino de la vida.

IMG_2299

Podría ser descrita como la batalla siniestra y silenciosa que asoló la segunda década del siglo XXI. En ella se ha puesto en evidencia el poder del hombre en el desarrollo de nuevos métodos secretos de aniquilación masiva incluso más efectivos que las bombas atómicas, elementos letales que fulminan sordamente cuerpos y mentes, destruyen sin remisión ni otorgan oportunidad para responder a su ataque. Armas que podrían haber sido concebidas en laboratorio y que tal vez, hayan escapado a su control. La batalla está servida en bandeja de plata, solo que no hay enemigo hostil a que enfrentarse. El oponente está desguarnecido, debilitado y con la firme convicción de creerse libre de adversarios.Ha sido un ataque por sorpresa. No se trata de una guerra sin cuartel, es una batalla a sangre fría contra la humanidad. El ser humano nunca pudo ser tan ingenuo y confiado frente a los gobiernos que lo manipulan. 

IMG_0581 2Ahora la realidad es otra, diferente de cuantas hemos vivido y se mezcla con la incógnita de lo que está por venir. Y si en el pasado existió la duda razonable de un futuro esperanzador, la propia experiencia nos conmina a desconfiar de los acontecimientos que en breve plazo golpearán con brazo firme nuestra puerta: la llamada del destino.

El tiempo transcurre y sigo buscando una explicación lógica a esta locura que nos ha tocado vivir. 

Ya no será un: Por Qué, sino un: Hasta cuándo…

María de Fraile. Abril 2020.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s