Mi amigo Ludwig da una vuelta por el Campo

El gran Maestro de Bonn, sale de paseo al encuentro con la naturaleza.

IMG_1895LUDWIG VAN BEETHOVEN (1770-1827)
Sinfonía nº 6 en fa Mayor opus 68 “Pastoral”

Primer movimiento: Despertar de alegres sentimientos con la llegada al campo. “Allegro ma non troppo”

IMG_0841Compañero silencioso en amaneceres de café oloroso, impregnados de nubes grises y humedad en el alma. Suena la música, se esconde el alba y aparece un nuevo día. El cielo se abre, el sol levanta desde el horizonte y la frescura de la madrugada da paso a la tibieza de su calor.
Segundo movimiento: Escena junto al arroyo.”Andante molto mosso”

IMG_0680Allí está él. Desde el fondo de un pequeño barranco, se le ve sentado al borde del lago. En actitud atenta, para no perder detalle observa su entorno. escucha el leve susurro de un arroyo cercano. Un poco más allá, un pajarillo mordisquea los brotes tiernos de un arbusto y se posa en una rama, casi rozando su sombrero. Todo se mueve, respira, vive al compás de la mañana. Y su figura se recorta entre la sombra de sauces y abedules. Feliz armonía para una escena campestre donde la flauta de pico hace cantar a los pájaros y el riachuelo fluye en la voz de las cuerdas más graves. El movimiento se va apagando con un solo de flauta que se atempera con las trompas.

Tercer movimiento: Alegre reunión de campesinos. “Allegro”

Fiestas de la recién estrenada estación. Cantos, bailes y belleza multicolor. Aquí no hay “lucha laberíntica entre el destino y la voluntad del individuo” (notas del programa por M. Muñoz Carrasco). Es algo mucho más sencillo, natural y espontáneo. Es el estallido de la naturaleza en una inspiración sobrenatural, grandiosa y que el ser humano recoge para gozar de ella.

IMG_1417Cuarto movimiento: relámpagos. Tormenta.”Allegro”

El día se oscurece con nubes negras. Un revoleo de viento agita con furia la levita del maestro. Se pone en pie y sujeta el sombrero con la mano. Caen las primeras gotas que se convertirán en aluvión momentos más tarde hasta empapar sus ropas. El cielo se desgaja en luminosos rayos y las trompas se unen al timbal para anunciar el estruendo de los truenos.

Quinto movimiento: Himno de los pastores. Alegría y sentimientos de agradecimiento después de la tormenta.”Allegretto”

Llega la paz y la naturaleza brilla con más fuerza.

IMG_1899No es la sonata Kreutzser, en La Mayor Op. 47; ni la del Claro de Luna, Op. 27; ni la de Los Adioses, Op. 81; ni siquiera la de La Primavera. Es una Sinfonía magistral pero sencilla, es una apoteosis de vida en un día de campo, en comunión con la misma naturaleza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: