Mendelssohn: Un vínculo hacia Brahms

 

El programa de esta semana es tan atractivo como musicalmente valorado. Lejos de crear paralelismos entre las obras, podríamos de algún modo aproximarlas. Aunque difieran en fechas y épocas. Se unen por sus cadencias sonoras, evocan momentos sublimes y convergen en un lirismo armonioso que las hace aún más bellas.

Gymnopédies.

maxresdefaultErik Satie (1866-1925), rompe el silencio para mostrarnos desde la vieja Esparta semblanzas de otro mundo, donde los adolescentes danzaban y mostraban sus cuerpos desnudos bajo el sol ardiente del verano. Se trata de varias piezas breves compuestas para piano que, más tarde orquestaría su gran amigo Claude Debussy. Una delicia para los sentidos.

Concierto para violín en mi menor, opus 64.

Entre vivencias y encuentros, surgen grandes páginas musicales y en ellas se dan cita compositores diferentes pero que participan de un mismo sueño. Félix Mendelssohn (1809-1847) compuso este concierto apoyado por amigos que le admiraban. La mano invisible de Johannes Brahms voló sobre esta partitura para hacerla más armoniosa. Ferdinand David amigo de Félix, lo interpretó en su estreno el 13 de marzo de 1845. Joseph Joaquim que hubiera incluido en su repertorio el de Brahms, lo tuvo igualmente valorado al ser su alumno más aventajado.

Es considerada, junto a los conciertos de violín de los compositores alemanes Brahms, Beethoven y Bruch, una de las cuatro obras básicas de la literatura romántica.

hahn-hilary-17

En esa noche de gala, Hilary Hahn lo acaricia y envuelve entre sus manos las notas que el violín desnuda entre el arco y las cuerdas. Un bello acontecimiento sonoro.

Daphnis et Chloé. Suites 1 y 2

maurice_ravel¿Quién no recuerda aquel Bolero rotundo, majestuoso, elegante, sonoro, vibrante de nuestro amigo Maurice Ravel (1875-1938)?

En los albores del siglo XX, Ravel fija su atención en un mundo colorista, bucólico de la Grecia Antigua, culta y refinada. Se recrea en conformar un ambiente pastoril. Ya brotaban en su cabeza otras ideas y compases sonoros, ¿estaría próximo a la creación de La Mer?

Basada en una obra compuesta de tres partes y concebida en sus inicios para ballet, terminó siendo una pieza orquestal dividida en dos Suites que realzaron si cabe su belleza y simbolismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: